16 de noviembre de 2014 / 08:03 p.m.

El caso de Adrian Peterson por abuso infantil que se encuentra bajo evaluación por la NFL para una potencial sanción del running de los Vikings de Minnesota se ha convertido en el centro de una disputa entre la liga y el sindicato de jugadores sobre el protocolo aplicable para la situación.

Peterson dijo el domingo en un comunicado emitido por el sindicato que siente que el proceso de la NFL ha sido injusto. El jugador se encuentra suspendido con derecho a paga desde que fuera acusado en Texas por abuso infantil en septiembre.

El 4 de noviembre, Peterson decidió no objetar los cargos en su contra por delito menor de agresión imprudencial en Texas por golpear a su hijo de cuatro años con una vara. El sindicato de jugadores ha presentado una queja expedita contra la liga para exigir que a Peterson se le permita volver inmediatamente a las canchas hasta que su castigo sea decidido bajo la política de conducta personal de la NFL.

Sin embargo, la NFL falló que Peterson debe permanecer suspendido mientras su situación se resuelve. El comisionado Roger Goodell es el único que puede reactivarlo.

La liga señaló el sábado que Peterson rechazó acudir a una reunión respecto a su caso el viernes, así que la revisión procedió en su ausencia. La NFL agregó que no estaba dispuesta a posponer la audiencia más allá de esta semana, citando el deseo del sindicato de jugadores de resolver la situación a la brevedad.

"A estas alturas, he resuelto mi asunto en la corte, he trabajado por enmendar lo que he hecho, me he perdido la mayor parte de la temporada y me he mostrado franco y abierto con el señor Goodell sobre lo sucedido", comentó Peterson. "Sin embargo, no permitiré que la NFL imponga un nuevo proceso disciplinario en mi contra, que ignore el contrato colectivo, que ignore el acuerdo que hicieron conmigo, y que se conduzca sin ecuanimidad o responsabilidad. El proceso que impulsan es arbitrario, incongruente y contrario a lo que acordaron hacer, y por tales motivos nunca accedí a la audiencia" del viernes pasado.

La liga señaló el sábado que Peterson rechazó acudir a una reunión respecto a su caso el viernes, así que la revisión procedió en su ausencia. La NFL agregó que no estaba dispuesta a posponer la audiencia más allá de esta semana, citando el deseo del sindicato de jugadores de resolver la situación a la brevedad.

El lunes, un árbitro atenderá los argumentos de ambas partes respecto a la petición del sindicato. En este proceso sólo se determinará si Peterson debería reincorporarse de inmediato antes de que la liga emita cualquier tipo de castigo. En teoría, se le podría permitir volver al equipo justo antes de ser suspendido por la NFL.

AP