14 de septiembre de 2014 / 08:28 p.m.

Adrian Peterson no acompañó a los Vikings de Minnesota al estadio el domingo para el partido frente a los Patriots de Nueva Inglaterra. El running back estrella mantuvo su distancia un día después de haber sido fichado y liberado de una cárcel de Texas por cargos de abuso de menores, problema legal que generó que fuera inactivado por los Vikings para el encuentro.

Peterson fue acusado el viernes y viajó a Houston el sábado por la madrugada para entregarse a las autoridades. A su liberación tras pagar una fianza de 15.000 dólares, regresó a Minnesota.

Se espera que el gerente general de los Vikings, Rick Spielman, revele los planes del equipo respecto a Peterson durante la próxima semana.

Peterson reconoció que usó la rama de un árbol para disciplinar a su hijo de cuatro años.

El abogado de Peterson, Rusty Hardin, dijo el viernes que su cliente "nunca ocultó lo sucedido" y no tuvo la intención de lastimar al niño.

"Adrian es un padre amoroso que utilizó su juicio como padre para castigar a su hijo. Utilizó el mismo tipo de castigo con su hijo que él experimentó de niño en el este de Texas", dijo Hardin.

AP