26 de enero de 2014 / 01:06 a.m.

Con todos los récords de la NFL que posee, Peyton Manning se encuentra a una victoria de un logro que, al paso del tiempo, podría ser más relevante que cualquier otro para definir su legado.

Si los Broncos de Denver derrotan el próximo fin de semana a los Seahawks de Seattle, Manning se convertiría en el primer quarterback titular que gana títulos del Super Bowl con dos equipos.

Manning, de 37 años, es ya una figura enorme en Indianápolis. Se le atribuye haber convertido a una ciudad fanática del basquetbol en una gran aficionada al fútbol americano, al hacer de los Colts un equipo grandioso. Los condujo dos veces al Super Bowl, ganando en 2007 y perdiendo en 2010.

Y dos años después de descansar toda una temporada a raíz de una serie de operaciones de cuello, Manning tiene una oportunidad de consagrarse también como una figura histórica en Denver. El hecho es que ya se unió a Craig Morton y Kurt Warner como los únicos quarterbacks que han guiado a dos clubes al Super Bowl, aunque ellos no ganaron con ambos.

"Si él logra ganar el partido, definitivamente será un ícono en dos ciudades", dijo Morton, quien estuvo en Denver durante seis de sus 18 temporadas en la NFL. "Bueno, probablemente ya lo sea. Pero... hay mucha atención puesta en el Super Bowl. Si uno lo gana, es sólido como el granito. Si lo pierde, uno está en el fango".

Habló la experiencia.

Morton tuvo marca de 0-2 como quarterback titular en Super Bowl, perdiendo con los Cowboys de Dallas en 1971, y posteriormente con los Broncos en 1978. Warner tuvo registro de 1-2, ganando con los Rams de San Luis en 2000, y perdiendo en 2002, antes de caer junto a los Cardinals de Arizona en 2009.

Existen similitudes.

Con el tiempo, Morton perdió su puesto titular en Dallas, languideció en el plantel mediocre de los Giants de Nueva York y reconstruyó su carrera en Denver. Warner perdió eventualmente la titularidad en San Luis, pasó algún tiempo con los Giants (antes de ser reemplazado por el hermano más joven de Manning, Eli), y revivió en Arizona.

Peyton Manning fue dejado en libertad por los Colts después de perderse toda la temporada de 2011. John Elway, el ex quarterback campeón con Denver, lo convenció de que jugara con los Broncos.

Y el número 18 recuperó rápidamente la excelencia mostrada año con año. La ofensiva de Manning estableció esta temporada una gran cantidad de marcas de la liga, incluidos sus récords individuales de pases para 55 touchdowns y ganancia de 5.477 yardas.

Por esa razón se espera que obtenga su quinto premio a Jugador Más Valioso de la NFL, sumando una marca más a las muchas que ostenta.

AP