4 de marzo de 2014 / 04:56 a.m.

Sesenta pases de anotación, 15 triunfos y un trofeo al Jugador Más Valioso de la temporada. Peyton Manning parece más productivo que antes.

Y ya sea descifrando las defensas en la línea de "scrimmage" durante un partido o en su iPad cuando está en otro lugar, su amor por el fútbol americano sigue ahí.

La última evidencia de que Manning está mejor que nunca surgió el lunes.

Como se esperaba, el quarterback aprobó el examen que se le realizó al cuello, el cual requirió una reparación quirúrgica. El análisis era obligatorio por su contrato con los Broncos, que le pagarán 20 millones de dólares la próxima temporada.

La información fue proporcionada por una persona enterada de los resultados, quien habló con The Associated Press a condición de permanecer anónima porque esta información no suele anunciarse públicamente.

Manning ha dicho que si los médicos le advertían que su salud corría riesgos, estaría dispuesto a retirarse.

Luego de los cuatro procedimientos que se le practicaron en el cuello, incluida la fusión de vértebras que lo obligó a perderse la temporada de 2011 y que derivó en su salida de Indianápolis, Manning dice que siempre contempla la posibilidad del retiro.

El mes pasado, en el Super Bowl, habló de la forma en que su hermano mayor Cooper tuvo que dejar el fútbol americano tras varias cirugías de cuello cuando jugaba en el nivel colegial. Afirmó que eso tuvo un impacto en su propia vida.

"Recuerdo que en aquella ocasión, cuando se lesionó Cooper, nos hicieron un examen a Eli y a mí... Nos dijeron que nuestros cuellos no estaban perfectos, pero si suficientemente estables para jugar fútbol americano. Cooper tuvo que renunciar a esto", dijo. "En cierto modo, cuando tuve mis problemas, pensé que de ahí en adelante sería incierta mi continuidad en esto. Fui afortunado por jugar 20 años saludable".

Una vez que los médicos le han dicho que su cuello se encuentra bien, Manning busca determinar si puede fortalecer su brazo de lanzar.

Después de que los Colts lo dieron de baja, Manning firmó un contrato por cinco años y 96 millones de dólares con Denver, donde ha lanzado para 100 touchdowns, incluidos los playoffs. Su foja es de 28-7 con dos títulos de la Conferencia Americana, vistiendo el uniforme de los Broncos.

En 2013, Manning ganó su quinto premio al Jugador Más Valioso, tras imponer récords de una temporada, con 5.547 yardas y 55 anotaciones. Guio a los Broncos, el equipo con más puntos anotados en la historia durante una campaña, a su primer Super Bowl en 15 años.

AP