12 de febrero de 2013 / 01:15 a.m.

Albert Hibert, economista de la Universidad Metropolitana, pidió hacer una vigilancia muy concreta y destacó que toda deuda no es más que un manejo de recursos que alguien deberá pagar.

 Monterrey.- • El incremento de la deuda e incluso de la obra pública en época electoral y preelectoral ha sido una constante en el estado, advirtió el director de la Escuela de Posgrado y economista de la Universidad Metropolitana, Albert Hibert.

Señaló que también se presenta este fenómeno en otras entidades que buscan, a través de obras de infraestructura o programas para sectores específicos, influir en el resultado de las elecciones.

“Es una dinámica muy puntual de los estados y también en los municipios, cuando hay elecciones es cuando les apura estar haciendo obras e inaugurando cosas para efectos electorales.

“Debería haber una vigilancia muy concreta de esto, porque a final de cuentas ganan las elecciones, o a veces ni las ganan, pero dejan endeudada la entidad para siempre”, dijo.

El especialista dijo que este fenómeno se ha visto en otras entidades como Coahuila y municipios como Acapulco, donde se deja prácticamente con las manos atadas a los nuevos gobernantes.

Recordó a los funcionarios públicos que toda deuda no es más que un manejo intemporal de recursos y finalmente alguien deberá pagar.

“El problema con los gobernadores y los alcaldes es que no tienen muy clara cuál es su línea de restricción presupuestal y buscan un mecanismo fácil de ampliarla con deuda y se la restringen al que viene”, dijo.

Hibert espera que, con las reformas que ya están en análisis en el Pacto por México y serán llevadas a las Cámaras de Diputados y Senadores en breve, haya un freno al uso indiscriminado discrecional de los financiamientos.

Aunque a nivel macro no es un problema aún, la deuda pública puede convertirse en un problema a futuro, sobre todo, porque las entidades federativas no cuentan con los recursos necesarios para hacer frente a las mismas.

“Al rato va a tener que venir un rescate federal en algunos estados y el problema es eso, que mandas un mensaje malo, de que puedes endeudarte y al rato la Federación te rescata, por eso debe haber pronto un esquema sobre la deuda, pero sin quitar margen a los gobiernos federales, sobre todo para eventualidades”, puntualizó.

DANIELA MENDOZA LUNA