30 de junio de 2013 / 10:18 p.m.

Ciudad de México • La Iglesia católica pidió acabar con "los paraísos autónomos" de los gobernadores y que se revise con seriedad la legislación que entorpece la lucha contra el despilfarro de los recursos públicos.

En la editorial de la revista Desde la fe, la Arquidiócesis Primada de México calificó como un hecho histórico que un gobernador se encuentre encarcelado por los delitos de lavado de dinero y defraudación fiscal, aludiendo al caso del ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier.

Señaló que "la corrupción no es prerrogativa de un solo partido: tenemos gobernadores de todos los institutos políticos acusados de este mismo mal que secularmente carcome al país".

Se pronunció por acabar con "los paraísos autónomos" de los gobernadores y pidió que se revise con seriedad la legislación debido a que "ha entorpecido no sólo la lucha contra el despilfarro inmoral de los recursos públicos sino contra el mismo crimen organizado con consecuencias terribles para la seguridad y las economías regionales".

ELIA CASTILLO