7 de enero de 2014 / 03:08 p.m.

Corinne Schumacher habló por primera vez desde el accidente de esposo y pidió a los medios internacionales que se han reunido en el hospital de Grenoble que se retiren.

 

La esposa de Michael Schumacher dice que la familia de la leyenda de la Fórmula Uno desea que la dejen en paz, al igual que los médicos que lo tratan tras un devastador accidente de esquí.

Corinne Schumacher habló por primera vez desde el accidente de esposo el 29 de diciembre en los Alpes franceses. En un comunicado expresó: "Es muy importante para me que ustedes reduzcan la presión sobre los médicos y el hospital para puedan trabajar en paz", y pidió a los medios internacionales que se han reunido en el hospital de Grenoble que se retiren. "Por favor, dejen a nuestra familia en paz".

Schumacher, de 45 años, está en un coma inducido desde la semana pasada tras golpearse la cabeza con una piedra mientras esquiaba.

El piloto, que se retiró en 2012, es el más exitoso en la historia de la Fórmula Uno.

AP