31 de diciembre de 2013 / 06:50 p.m.

EL VATICANO.- El papa Francisco usó la tradicional misa de acción de gracias de fin de año para exhortar a la gente a preguntarse si usaron el 2013 para su propio beneficio o para ayudar a otros.

Eso es lo que todos deberíamos considerar "valientemente" ahora que comienzan las celebraciones de Año Nuevo, dijo el pontífice al encabezar la misa en la Basílica de San Pedro el martes por la noche.

En su homilía, Francisco le pidió a la gente que reflexionara si emplearon el 2013 para hacer que los lugares donde viven sean mejores y más cálidos. Al citar a Roma como ejemplo, Francisco dijo que la ciudad está llena de turistas, pero también de refugiados.

Agregó que los trabajadores desempleados o con sueldos bajos tienen derecho a un trato justo y amable.