23 de abril de 2013 / 01:55 p.m.

El papa Francisco pidió una invitación por escrito para visitar México y expresó su deseo por viajar a ese país, aseguró aquí el arzobispo de Yucatán, Emilio Carlos Berlié Belanzaurán, quien conversó con el pontífice.

En entrevista, el prelado consideró que existen altas probabilidades de que Jorge Mario Bergoglio visite territorio mexicano ya que tiene una edad adecuada y, sobre todo, mucha energía que recibe de las cientos de personas a las cuales saluda cada día.

""Cuando le transmití la invitación a México me dijo: cartita, cartita. Entonces le prometí que ni bien llegaba a México le iba a decir a Francisco Robles (arzobispo de Guadalajara y presidente de la Conferencia Episcopal Mexicana) que le mande la invitación formal"", reveló.

""Sí quiere ir, dijo que cómo no. Personalmente creo que es muy posible una visita a México, él ahora está en buena edad, con mucha energía, muy animado y con buena disposición"", agregó.

Su diálogo con el papa tuvo lugar hace unos días en la Casa de Santa Marta, donde reside normalmente el pontífice y donde se hospedó Berlié Belanzaurán.

En la capilla de esa residencia el arzobispo concelebró la misa con Francisco y con el cardenal Giuseppe Bertello, presidente de la Gobernación del Estado Vaticano.

El prelado mexicano aseguró que en su país fue muy bien recibida la elección del primer papa procedente de Latinoamérica, una región que concentra el 42 por ciento de los fieles católicos.

""Es bastante adecuado que eso se refleje a nivel del papa como ha pasado antes con los italianos, un polaco, un alemán y ahora una latinoamericano. Es la belleza de la policromía de la Iglesia"", indicó.

""Francisco ha querido tener una relación muy sencilla, fraterna y cordial con la gente que todos la valoran. El estilo cercano impacta, más allá de que todos lo reconocemos como sucesor de Pedro, obispo de Roma y cabeza de la Iglesia"", añadió.

Insistió que Francisco quiere que lo sientan como un padre y por ello deja que se acerquen a él, con sencillez y confianza, al mismo tiempo.

Notimex