31 de mayo de 2013 / 11:07 p.m.

La búsqueda se realizará por medio del retrato hablado elaborado por la policía de investigaciones de acuerdo con los pocos testimonios que mencionan al denominado "doctor Price" en la investigación.

 

SANTIAGO — El juez chileno Mario Carroza, a cargo de la investigación de la causa de muerte del poeta Pablo Neruda, ordenó a la policía de investigaciones retratar, difundir y encontrar al supuesto médico que habría inyectado veneno al poeta horas antes de su muerte el 23 de septiembre de 1973.

La búsqueda se realizará por medio del retrato hablado elaborado por la policía de investigaciones de acuerdo con los pocos testimonios que mencionan al denominado "doctor Price" en la investigación y que lo describen como un hombre de ojos azules, tez blanca, cabello rubio y 1,80 metro de altura.

"Esta diligencia no es una decisión que surja espontáneamente del juez Carroza, sino que es una necesidad del proceso dada las graves contradicciones y elementos extraños que han ido surgiendo a lo largo de la investigación", explicó a The Associated Press el abogado Eduardo Contreras, querellante en el caso Neruda.

Las contradicciones a las que aludió Contreras fueron proporcionadas por el doctor Sergio Draper, quien atendió a Neruda durante su hospitalización en la Clínica Santa María, donde finalmente murió.

Draper, quien en marzo de 1975 declaró a la prensa haber estado junto a Neruda al momento de su muerte, ahora niega esa afirmación y asegura que entregó el turno a un médico reemplazante de bata blanca y "cabello corto, semiondulado, rubio" a quien nunca más vio.

Contreras recordó un "detalle casi espeluznante" que entregó Draper a la investigación.

"Draper aseguró que 'Price' le contó que al momento de la muerte de Neruda destapó el cuerpo para que Matilde Urrutia (la mujer del vate) viera el cuerpo y le dijo: 'para que vea que aquí no hay ninguna señal del intervención de terceros'''. Eso es algo que no haría una persona en su sano juicio, sentenció.

Sin embargo, el jurista advirtió que 'Price' es un personaje "que no existe".

"Tanto en los registros legales como en los del colegio médico no aparece y las enfermeras de la Clínica Santa María que estaban ese día, han negado su existencia", enfatizó.

La supuesta apariencia del "doctor Price", descrita por Draper, coincide con la de Michael Townley, el doble agente estadounidense de la CIA y la DINA, la policía secreta de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Para Contreras, por los rasgos podría ser Townley, pero también el doctor Helmut Hopp, brazo derecho del ex cabo nazi Paul Shaefer, otrora líder de la Colonia Dignidad.

"Lo importante es que esta fue la persona que ordenó que se pusiera la inyección" que presuntamente mató a Neruda, destacó.

Los restos del premio Nobel de literatura fueron exhumados el 8 de abril en Isla Negra, 110 kilómetros al noroeste de Santiago, y son sometidos a pericias por forenses nacionales y extranjeros en dependencias del Servicio Médico Legal.

Según los registros médicos de la época, la causa de muerte de Neruda fue una "caquexia cancerígena, cáncer prostático y metástasis cancerosa".

Sin embargo, su ex asistente personal, Manuel Araya, aseguró que Neruda fue envenenado por agentes de la dictadura de Pinochet.

"En el avance del proceso iniciado hace un par de años, y al margen de lo que digan las pericias médicas, que por cierto son muy importantes, los hechos nos muestran que la mayor probabilidad es que Neruda no murió de cáncer", afirmó Contreras.

"Todos los elementos nos llevan a concluir ahora, y con bastante certeza, que lo más posible es que fue asesinado", concluyó.

AP