22 de octubre de 2014 / 09:16 p.m.

 

El portero de Pumas de la UNAM, Alejandro Palacios, ya está en condiciones de ser tomado en cuenta para el partido de este viernes contra Santos Laguna, aunque su participación será decisión del técnico, aseguró el médico del equipo, Antonio Acevedo.

El galeno indicó que el guardameta ya recibió el alta médica por lo que este mismo lunes y bajo la protección de un casco, ya trabajó al parejo de sus compañeros con miras al compromiso del viernes, "e incluso trabajó de más".

Alejandro Palacios sufrió un golpe en la cabeza por un choque con su hermano Marco Antonio, en el partido de la fecha 11, en su visita a Puebla, que lo mantuvo lejos de las canchas pero con síntomas de conmoción cerebral que retrasaron su regreso.

"Todo bien, ya empezó a entrenar desde este lunes sin ningún problema, ya está en condiciones de jugar pero esa es decisión del técnico (Guillermo Vázquez). Por su puesto, ya recibió el alta médica y todo está bien", informó.

Mencionó que la evolución del "Pikolín" Palacios ha sido favorable en estos días pues "no ha mostrado ninguna complicación, ninguna molestia. Está al parejo de sus compañeros y creo que hasta trabajó de más", indicó con visible optimismo.

Por su parte, el guardameta dijo que se siente contento de regresar al trabajo y aseguró que está al ciento por ciento para volver a cuidar de la portería de Pumas, con la esperanza de ahora sí ayudar al equipo a buscar la liguilla y cumplir de paso sus 150 partidos con el club.

"Ya estamos mejor, me siento muy bien y sin problemas; ya estoy trabajando de manera normal con los compañeros y esperar a ver qué dice el técnico. Sí, estoy ansioso por volver y festejar esos 150 partidos con un triunfo", mencionó.

Reiteró que se encuentra al ciento por ciento para volver al arco puma, al tiempo que destacó la labor que tuvo el guardameta suplente, Alfredo Saldívar, en los dos partidos en los que ocupó su lugar, en la derrota contra la UdeG y el empate con Pachuca.

CORTESÍA: LA AFICIÓN