LUIS MENDIETA Y NOTIMEX
22 de junio de 2013 / 06:10 p.m.

México • La reserva de la biósfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar, localizada en Sonora, ya es reconocida por la Organización de la Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco por su sigla en inglés) como Patrimonio de la Humanidad.

Durante una reunión en Camboya, el Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco determinó que debido a la diversidad de flora y fauna, así como al alto grado de conservación de la zona, El Pinacate se sumaría a la lista de las reservas declaradas como Patrimonio Mundial.

El Pinacate alberga más de mil especies de flora y fauna, por lo que es considerado como el desierto más biodiverso del mundo. Además cuenta con especies endémicas y en peligro de extinción como el berrendo de Sonora, la tortuga del desierto o el monstruo de Gila, así como aves, anfibios,y peces de agua dulce, entre otros.

Al respecto, el Comisionado Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) de la Semarnat, Luis Fueyo Mac Donald, destacó que este nombramiento ubica a nuestro país en un sitio relevante en materia de conservación.

"Representa un reconocimiento muy importante para el trabajo que realizamos los mexicanos en la protección de los recursos naturales y es solo una muestra de la gran biodiversidad con que cuenta nuestro territorio", señaló.

Con el nombramiento, México cuenta con cinco sitios catalogados como Patrimonio Mundial, entre los que se encuentra la Biosfera de la Mariposa Monarca en Michoacán; la Reserva de la Biósfera Sian Ka’an, en Yucatán; Santuario de Ballenas El Vizcaíno, en Baja California Sur, y las Islas y Áreas Protegidas del Golfo de California.

Este reconocimiento se logra luego de que el gobierno de México postulara dicha reserva a través de un proceso de conservación en el que se trabajó desde el 2008 para que fuera incluida en la lista de Patrimonio Mundial que recaba el Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco.

A través de un comunicado, la Semarnat manifestó su "beneplácito" por la distinción hecha por la Unesco y enfatizó que "este logro es un aliciente para llevar el mensaje de conservación hasta el último rincón del país".

De acuerdo con información del portal electrónico del organismo multilateral, este lugar ocupa 714 mil 566 hectáreas, divididas en dos partes diferentes.

Al este, precisó, se encuentra el escudo del volcán inactivo El Pinacate, formado por pavimentos desérticos y corrientes de lavas negras y rojas; y al oeste, el Gran Desierto de Altar con sus dunas vivas de formas variadas que llegan a alcanzar una altura 200 metros.

Destacó que el paisaje del sitio ofrece un espectacular contraste entre las formaciones de dunas lineales, parabólicas y estrelladas, y una serie de macizos graníticos de hasta 650 metros de altura que emergen como islas del mar de arena circundante.

Resaltó que la presencia de 10 cráteres profundos de dimensiones gigantescas y de forma circular casi perfecta, formados al parecer por una sucesión de erupciones y derrumbamientos, realza la espectacular belleza de este sitio.

Lo anterior ofrece un enorme interés científico debido a la combinación de todas esas características.