30 de marzo de 2014 / 07:28 p.m.

Las jugadoras Caroline Wozniaki y Ana Ivanovic se fueron de "pinta" para promocionar el Abierto de Tenis Monterrey 2014.

Apenas bajó del avión que la trajo a Monterrey, Wozniaki se enfundó en su ropa deportiva para asistir a su "cita" con los nuevoleoneses y junto a Ivanovic celebrar una exhibición al lado de deportistas sobre silla de ruedas.

Ahí, las jugadoras estuvieron atentas a las indicaciones del comité organizador que por segundo año brindó un "partido" de exhibición en el paseo conocido como San Pedro de Pinta.

Las tenistas acudieron a promocionar el tenis de una manera muy relajada, que les permitió a algunos afortunados tomarse la fotografía del recuerdo.

La cancha fue montada en el cruce de Calzada del Valle y Calzada San Pedro, aprovechando la afluencia regular al paseo sampetrino, logrando incluso que la gente parara sobre el puente y observara desde las alturas a las jugadoras que atendieron, hasta donde les era posible, a los aficionados.

Ambas se mostraron contentas al regalar las pelotas gigantes de tenis, mismas que aventaban a los reunidos en el área.

Juntas jugaron con dos deportistas sobre silla de ruedas, pero fue hasta que Caroline y Ana se animaron a probar suerte sobre la silla de ruedas que arrancaron los aplausos del público.

Toda una experienciaPara el deportista sobre silla de ruedas, Carlos Chavarría, la experiencia vivida al lado de Wozniaki e Ivanovic fue algo que motivó su carrera deportiva, sobre todo, dijo, porque hay que dejar ejemplo de que nada es imposible en la vida.

"Esta experiencia es inolvidable para mi, muy motivante y espero que algún día se vuelva a repetir, porque verlas jugar y que vean lo que nosotros hacemos es muy motivante.

"Esta exhibición que dimos es para que la gente ese dé cuenta de no nada es imposible y de que todo se puede en esta vida", indicó.

Al final de la exhibición, las jugadoras se fueron a comer a un restaurante de la localidad patrocinador del torneo que inicia hoy con partidos del draw principal.

MARTHA CEDILLO