31 de mayo de 2013 / 02:32 p.m.

El fabricante de los neumáticos de la F1, que ha recibido críticas porque sus cauchos se degradan muy rápido esta temporada, encara cuestionamientos por la prueba que se realizó después del Gran Premio de España.

Red Bull y Ferrari presentaron querellas por la prueba después del GP de Mónaco del domingo, que fue ganado por el piloto de Mercedes, Nico Rosberg.

El director de Pirelli Motorsport, Paul Hembery, dijo que las llantas probadas son para la temporada de 2014, así que no hubo ventaja para Mercedes. Indicó que le ofrecieron la oportunidad de realizar pruebas a varios equipos, pero Mercedes fue el primero que aceptó la oferta.

Ap