RAFAEL RIVERA
4 de enero de 2015 / 10:49 p.m.

La reciente derrota del Barcelona ante la Real Sociedad ha generado polémica, debido a una jugada anulada por el árbitro que pudo haber marcado el resultado final del encuentro.

En la parte final del encuentro, el delantero brasileño Neymar arrebató el balón al arquero Rulli, mientras este se encontraba en el aire.

Pese a que no hubo contacto con el meta, el árbitro marcó la jugada como falta, deteniendo al amazónico quien se disponía a disparar al arco vacío.

La decisión ha generado un gran debate en redes sociales.