RIGOBERTO JUÁREZ
21 de marzo de 2014 / 12:51 a.m.

Antonio Briseño, defensa del Atlas, dice estar ilusionado con jugar el sabado el Clásico Tapatío.

 

Reconociendo que su equipo extrañará a su capitán Leandro Cufré, el joven zaguero de Atlas, Antonio Briseño,  se dice ilusionado con jugar este sábado el Clásico Tapatío. En los últimos dos interescuadras ha aparecido como titular.

“La verdad todos estamos ilusionados, es el Clásico y queremos ganarlo, son tres puntos vitales para el descenso y buscar una calificación. No sabemos quién vaya a tomar el lugar de Cufré, puede ser León o Memo (Martín), hay que ver quién lo toma de la mejor manera para responder.  

“Si me toca jugar sería bonito, faltan dos días, el profe tomará la decisión pero uno quiere jugar, más este tipo de partidos”, comentó.

El Pollo conoce perfectamente lo que es enfrentar al odiado rival, ya que desde las fuerzas inferiores ha visto al Rebaño como el equipo a vencer.

“Obviamente es un partido diferente, no es cualquiera, es un partido donde se juegan muchas cosas, apuestas, el orgullo, la dignidad, el vecino de frente con el que no puedes perder nunca, así que será interesante”.

Briseño mostró respeto a la calidad y capacidad de la ofensiva rojiblanca.  “Es una delantera con jugadores fundamentales, si no está De Nigris está Márquez Lugo, si no está Omar Bravo está Zaldívar que hace las cosas bien, la misma Chofis López, Fierro, todos son muy importantes”.