A su llegada al hotel de concentración en Barcelona, el portero del APOEL sorprendió vendiendo dos entradas a un aficionado para el partido contra el Barcelona por la Champions League en el Camp Nou.
17 de septiembre de 2014 / 08:10 p.m.