21 de octubre de 2014 / 02:07 p.m.

Lukasz Zaluska, portero polaco del Celtic, fue asaltado y herido en la cabeza por otro futbolista, cuya identidad no ha sido revelada por el momento, en plena calle de Glasgow.

El meta, que iba con su pareja, fue agredido la noche del domingo al lunes, y dejó un charco de sangre en la céntrica Ashton Lane, en la que ya fue atacado en 2008 el técnico del Celtic Neil Lennon, en su caso tras una derrota ante el archirrival Rangers.

La policía, que por motivos jurídicos no ha querido confirmar que el agresor sea, como apuntan medios escoceses, otro jugador, ha abierto ahora una investigación para esclarecer los hechos.

Al margen de la mujer de Zaluska, Magdalena, también fueron testigos del asalto otros dos futbolistas, que han sido interrogados al respecto.

No se descarta un posible móvil racista.

No se sabe si podrá jugar

Por el momento no se sabe si el meta suplente del Celtic estará disponible para el próximo partido de su equipo.