6 de julio de 2014 / 08:58 p.m.

Poco antes de dejar el hotel de concentración camino del partido contra Costa Rica, el entrenador holandés de porteros Frans Hoek se reunió en privado con Tim Krul. Y le pidió que guardara un secreto.

"Antes de subir al autobús, Frans Hoek me dijo que si el partido iba a penales y quedaba una sustitución, entraría a la cancha para jugar la definición", relató el domingo Krul en conferencia de prensa. "Lo único que me pidió es que no se lo contara a mi compañero para no desconcentrarle".

Eso fue precisamente lo que sucedió.

Krul sustituyó al arquero titular Jasper Cillessen cuando restaba un minuto para finalizar el alargue y el empate 0-0 era inamovible. El desconcierto fue total. Cillessen no daba crédito y se marchó molesto. El técnico de Costa Rica, Jorge Luis Pinto, no pudo hacer más que sonreír incrédulo. Pero la baza de Louis van Gaal, nunca vista en un mundial, funcionó y Krul tapó dos lanzamientos de los ticos, dando el sábado a la Oranje la clasificación a las semifinales de la Copa del Mundo.

"El partido fue diferente para mí, porque tenía la posibilidad de estar ahí", dijo Krul, jugador del Newcastle inglés. "Cuando empecé el calentamiento todo el mundo estaba confundido, también en nuestro propio banco".

"Al producirse el cambio vi la cara del entrenador de Costa Rica y no tenía precio. Fue un movimiento fantástico. Van Gaal está demostrando la calidad táctica que tiene y lo gran entrenador que es", añadió.

Cillessen admitió que estaba tan sorprendido como Pinto. Durante la prórroga vio a Krul ejercitándose, pero jamás se le pasó por la cabeza que fuera a ser sustituido.

"Veía que estaba calentando y lo que pensé es que el entrenador quería tenerlo preparado por si me lesionaba o sufría un golpe", explicó. "Estaba un poco enfadado, quería jugar los penales, pero el técnico tomó una decisión por el bien del equipo".

Krul y Cillessen explicaron que su relación sigue siendo cordial. Ambos pelean la titularidad y lo ocurrido no ha despertado recelos entre ellos, más allá de que Krul, teórico reserva, sea ahora un héroe. Preguntados sobre una eventual repetición del episodio cuando enfrenten a Argentina en semifinales, ambos evitaron especular.

"Esperemos no necesitarlo contra Argentina y ganar en los 90 minutos", respondió Krul.

Hoek, que ha acompañado a Van Gaal durante toda su carrera, también se irá al Manchester United con el técnico holandés cuando termine el Mundial. Igual de metódico que su jefe, machacó a sus dos arqueros con videos de lanzamientos de penal de jugadores costarricenses. Krul tapó dos, pero es que además adivinó la dirección de los tres que sí metió la selección centroamericana.

"No vamos a desvelar los secretos, pero por ejemplo los disparos de Costa Rica ayer (sábado) fueron completamente diferentes a la definición que jugaron (Costa Rica) contra Grecia en octavos de final", afirmó Krul. "Contra Argentina haremos lo mismo. Nos sentaremos con Hoek probablemente el lunes y trazaremos un plan".

La actitud de Krul durante la tanda de penales también fue muy comentada. Hiperactivo por momentos, el arquero holandés se acercó constantemente a los futbolistas costarricenses retándoles con palabras y gestos de todo tipo.

"Lo volvería hacer porque no es nada raro. Tengo mi propio estilo y funciona", dijo. "Ellos tenían mucha presión y yo tenía mucha presión. Lo único que les decía es que sabía a donde iban a patear".

"Estoy feliz de que pude tapar dos", añadió.

AP