8 de junio de 2014 / 08:36 p.m.

Luego del cuarto lugar obtenido en Sudáfrica 2010 y de la forma en que fueron en ascenso en la justa mundial, el portero de la selección de Uruguay, Fernando Muslera rechazó que sean favoritos a ganar la Copa del Mundo Brasil 2014.

"Para nada. A Uruguay nunca le quedó el traje de favorito. Prefiero llegar como a Sudáfrica, donde fuimos los últimos en clasificarnos y pocos nos creían capaces de pasar la zona. El perfil bajo es algo que siempre caracterizó a este plantel", dijo.

Señaló que con el equipo que se tiene actualmente, la escuadra charrúa no está para hacer un papel como el realizado hace cuatro años cuando obtuvieron el cuarto sitio sino que tienen que ser campeones pero ir de a poco.

"óNo! Aquel cuarto puesto, seguido del título en la Copa América, generó una expectativa a nivel internacional con respecto a Uruguay y a su crecimiento, pero nosotros sabemos que no fue casualidad".

"No podemos llegar a Brasil con la mochila de ser finalistas para mejorar aquello. Para el hincha debemos ser campeones del mundo, pero nuestro primer objetivo tiene que ser pasar el grupo", declaró al portal de la FIFA.

Con cinco años como el numero uno de la escuadra celeste, Muslera se dijo preocupado por la serie de lesiones que se han registrado en jugadores de distintas selecciones que han quedado marginados de la Copa del Mundo Brasil 2014, y expresó no tener miedo a sufrir una.

"No, miedo no. Es como salir a manejar con la idea de que vas a chocar. Uno tiene que jugar sin pensar en eso, pero el riesgo está y ojalá no le pase a nadie más. Hay que intentar sólo concentrarse en la preparación para estar a punto".

De las probabilidades de que se vuelva a registrar un "Maracanazo" dijo que en una posibilidad del 1 al 10 es 8, aunque aclaro que no porque se haya dado una vez se pueda repetir, pero que "soñar es gratis".

"Uhmmm... Un 8. Pero se entiende, es una parte importante de la historia del futbol uruguayo, y nosotros vivimos mucho de eso. Otro Maracanazo sería espectacular pero no por el hecho de haberlo hecho antes, sino porque significaría que somos campeones del mundo. Soñar es gratis, está dentro de uno y, Dios quiera, se pueda hacer realidad", puntualizó.

NOTIMEX