26 de febrero de 2014 / 04:00 a.m.

El mexicano Julio César Chávez jr. y el estadounidense Brian Vera dejaron ver poco en el entrenamiento público que ofrecieron este martes, en el gimnasio Zarzamora de San Antonio, Texas. 

La etapa fuerte de preparación de cada uno quedo atrás, pero enseñaron lo suficiente como para determinar cuál será la táctica que utilizarán este sábado, cuando se enfrenten en pelea de revancha Chávez Carrasco y Brian Vera.

El sinaloense buscará conectar golpes de poder, el texano apostará por la agresividad y la velocidad.

Julio Cesar Chávez jr. (47-1-1, 32 nocauts) se enfrentará con Brian Vera (23-7-0, 14 KO´s) este sábado 1 de marzo, en el Alamodome de San Antonio, Texas, en función que será transmitida a territorio mexicano por televisión abierta.

Chávez venció a Vera por decisión unánime, lo cual generó controversia, en septiembre del año pasado en Carson, California, pelea que se vio enmarcada por los problemas de peso que tuvo el “Junior” días antes de la ceremonia de peso oficial.

Ahora, la pelea se pactó en el tope de la división supermedia, 168 libras, y cualquier excedente le costará una buena cantidad de dinero al hijo de la leyenda del boxeo mexicano.

Por ello, la preparación que llevó a cabo fue integral, ya que trabajó, además de lo físico y lo boxístico, los aspectos mentales y de nutrición.

Sobre el ring, además de desplazamientos sobre la lona y boxeo de sombra, cada uno enseñó lo que utilizará este sábado en busca de la victoria.

A la hora de pegarle a las manoplas, Chávez hizo hincapié en golpes largos y combinaciones, con golpes al cuerpo con la izquierda y a la cara con la derecha, buscando ser efectivo en sus golpes de poder con el fin de “aflojar” a su rival, repitiéndole impactos al hígado y al estómago.

“Demostraré mi hambre por el boxeo, mi madurez en todos los aspectos y ofreceré una gran pelea a los aficionados, vengo en excelentes condiciones y Vera pagará”, dijo Chávez Carrasco.

Brian Vera, por su parte, ensayó más la cantidad, las repeticiones de hasta cinco golpes y la agresividad, recorriendo el ring con movimientos de cabeza y cintura, para estar siempre a la distancia corta.

Se espera una pelea más espectacular, de mayores emociones, el próximo sábado, a la que disputaron hace cinco meses, cuando Chávez se llevó el triunfo y Vera, los aplausos.

En otro orden, Orlando “Siri” Salido es un boxeador que ha sido tres veces campeón mundial pluma. Es un veterano de 55 peleas profesionales y que justamente el día de su próxima contienda, este sábado, cumplirá 18 años como boxeador profesional. Salido debutó el primero de marzo de 1996.

Su retador, el ucraniano Vasyl Lomachenko, hará apenas su segunda pelea en el boxeo profesional. Sin embargo, es considerado como uno de los mejores peleadores de la historia en el terreno amateur, al haber ganado más de 300 peleas, con dos campeonatos mundiales y dos medallas de oro olímpicas (Beijing 2008 y Londres 2012).

Salido y Lomachenko, de guardia zurda, ofrecerán un entrenamiento publico este miércoles, en el mismo Zarzamora Gym, a partir de las 14:00 horas, donde también darán una muestra de lo que fue su preparación y de lo que será su estrategia, y estarán disponibles para los medios de comunicación.

El campeón mundial, Salido, y el retador, Lomachenko, serán precedidos por el ex campeón mundial Juan Díaz, quien tomará parte en la velada del próximo sábado en San Antonio, en contienda contra Gerardo Robles.

NOTIMEX