16 de julio de 2013 / 02:02 p.m.

Se recibieron un total de mil 507 fotografías de 456 personas; así como un total de 43 cortos y videos enviados por 70 participantes.

 

México • Imágenes y testimonio visuales desgarradores y lacerantes que denuncian la pobreza extrema y la carencia alimentaria, una dolorosa realidad que afecta a 7.4 millones de mexicanos, fueron premiados en el Aula Magna del Centro Nacional de las Artes, por Rosario Robles, secretaria de Desarrollo Social (Sedesol), y Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

La titular de la Sedesol se mostró complacida por la nutrida participación de tantos mexicanos que se sumaron a las convocatorias de los concursos nacionales de fotografía “México sin hambre”, y de cortometraje “En corto contra el hambre”.

Se recibieron un total de mil 507 fotografías de 456 personas; así como un total de 43 cortos y videos enviados por 70 participantes.

La funcionaria destacó “que detrás de cada uno de los participantes hay un ciudadano que quiere un México más incluyente, más justo”.

En el acto, la titular de la Sedesol reconoció el trabajo de los ganadores en la categoría de exposición fotográfica: Cutzi Itzé Salgado, por su imagen “Pepenadora”; “Una para todos”, de José Guadalupe García; “Portal”, de Arturo Alejandro Albarrán; “El Pórtico”, de Abel Saldaña, y “La Familia”, de Mariela Coello.

Cabe destacar que el primer lugar en cortometraje lo obtuvo, de acuerdo con el acta del jurado, el trabajo: Central de Abasto, de Montserrat Vázquez, “por su digno acercamiento a una realidad dolorosa”; mientras que el segundo lugar fue para Dos colores, de Jonathan Flores, por su búsqueda formal y la construcción del personaje protagónico; y el tercero fue para Ronald Hernández con El hombre del mañana, por “su acercamiento contundente y su capacidad de síntesis”.

Tovar y de Teresa, presidente del Conaculta, adelantó que ya trabaja con la Sedesol en dos programas: cultura solidaria y cultura para la armonía, que en su momento se presentarán. “Esto con el objeto de poder vincular el trabajo cultural con dos de los programas prioritarios del presidente de México, Enrique Peña: el de la Cruzada contra el hambre, y el de la Prevención del delito”.

FONCA, POR LA EXCELENCIA

Respecto a los cambios en el Sistema Nacional de Creadores de Arte del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), Rafael Tovar y de Teresa aclaró que lo único que se persigue es “fortalecer los mecanismos de apoyo al desarrollo cultural a través del apoyo al talento de los artistas en un marco de excelencia”.

Señaló que en estos días tendrá una reunión con los integrantes del Consejo Directivo para analizar la situación y encontrar un camino en el que verdaderamente los artistas y los jóvenes creadores estén seguros de que son una prioridad y que nadie será excluido.

Lo que se busca evitar es que “se convierta en un sistema permanente sin criterios y que el uso en el largo plazo de este programa nos vaya a crear problemas financieros en la institución”.

Sobre el repentino cambio en la dirección del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se limitó a decir que Teresa Franco, quien sustituye a Sergio Raúl Arroyo, es una magnifica funcionaria, conoce muy bien al instituto; y que tendrán que replantear una mejor política de conservación que involucre a los gobiernos de los estados, de los municipios, así como a la sociedad civil, “más allá de quién dirige la institución, tiene que cumplir con una función básica que es la protección del patrimonio”.

Sobre si se continuará con la “tradición “de organizar magnos conciertos en las zonas arqueológicas, dijo “que tienen que ver cuáles son las reglas para cuidar el patrimonio, vamos a ver qué cabe ahí, no quisiera adelantarme a los hechos”.

LETICIA SÁNCHEZ MEDEL