11 de abril de 2013 / 02:12 p.m.

Otra persona murió el jueves debido a una nueva variedad de gripe aviar en China, dijeron medios estatales, lo que llevó a 10 el número de fallecidos por el virus H7N9, mientras un organismo de la ONU expresó su preocupación de que el virus pueda cruzar las fronteras y propagarse a través de aves de corral.

La última víctima se produjo en la zonacomercial de Shanghái, informó la agencia de noticias oficial Xinhua, donde se hallaron varios de los 38 casos hasta la fecha. Hasta ahora, todos los casos fueron detectados en el este de China.

La fuente exacta de la infección sigue sin establecerse, aunque dieron positivo muestras de algunas aves en mercados de aves de corral que continúan siendo el eje de investigaciones de China y de la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por su sigla en inglés) de la ONU.

En Bangkok, un representante de la FAO dijo que la organización estaba preocupada por la propagación del virus fuera de China.

"Esta región en particular está conectada por tierra, por lo que hay posibilidades de que si, inadvertidamente o con conocimiento de causas, alguien mueve aves de corral infectadas a través de fronteras podamos anticipar la propagación de este virus", dijo Subhash Morzaria, directorregional del Centro de Emergencia para la Lucha contra las Enfermedades Transfronterizas de los Animales de la FAO.

"Estamos iniciando programas de seguimiento en forma proactiva en países lindantes como Myanmar, Laos y Vietnam, que son fronterizos con China y corren riesgos en particular. Buscamos entender cómo se ha dado el movimiento de aves de corral para poder identificar dónde se ubicará el riesgo con más precisión", dijo Morzaria.

El nuevo virus es grave para la mayoría de las personas, lo que lleva a temores de que si se vuelve fácilmente transmisible, pueda causar una pandemia de gripe mortífera. No ha habido indicaciones de que esto esté ocurriendo.

"No ha sido demostrado que este nuevo virus H7N9 sea transmisible entre humanos, entonces desde ese contexto creemos que el virus H7N9 no se convertirá en una pandemia como las variedades H1N1. Estas son las indicaciones iniciales", agregó Morzaria.

No hay conexión entre el brote y los miles de cerdos muertos que fueron hallados flotando en ríos de Shanghái en las últimas semanas, dijo el representante del organismo.

"El informe de los cerdos que flotaban en los ríos, no hay ninguna relación, no está para nada asociado a este virus", dijo Morzaria.

Las autoridades chinas han detenido a una decena de personas por difundir rumores sobre la propagación de gripe aviar.

Yum Brands Inc, la principal operadora de cadenas de comida rápida extranjera en China, dijo que el brote tendría "un impacto significativo, negativo" sobre las ventas de restaurantes KFC en China en abril.

Reuters