17 de marzo de 2013 / 07:49 p.m.

Además del documental "Entreatos", exhibió dos largometrajes, "O que se move" y "Era uma vez eu, Verônica".

 Toulouse • Brasil se estrenó hoy en la sección oficial del festival CinéLatino de Toulouse con los largometrajes "O que se move" y "Era uma vez eu, Verônica", además de un documental sobre la campaña presidencial de Lula da Silva.

Los directores brasileiros Caetano Gotardo, Marcelo Gomes y Joao Moreira Salles son los responsables de que ese país sea hoy uno de los protagonistas de esta muestra oficial, con la presentación de sus trabajos "O que se move" (2012), "Era uma vez eu, Verônica" (2012) y el documental "Entreatos" (2004), respectivamente.

Este último analiza "etapa por etapa" la campaña presidencial en 2002 del fundador del Partido de los Trabajadores (PT), Luiz Inacio Lula da Silva, y revela los "entresijos" de la misma mediante documentos exclusivos como conversaciones privadas o reuniones estratégicas, con los medios de comunicación como epicentro.

La brasileña Marcela Lordy, por su parte, también estará presente en la categoría oficial con su documental "Escuchar el río" (2012), un retrato "poético y acústico" de Brasil a través de sus aguas fluviales y basado en la idea original del artista Cildo Meireles, según describió a Efe la cineasta.

"La realidad nos sorprendió porque, durante la realización, descubrimos un Brasil que solo mira a la economía y a lo idílico, a las playas, las mujeres bonitas y el consumismo, pero que da la espalda a sus ríos, que nacen muertos, casi sin agua, a causa de los pozos", señaló.

Lordy añadió que no le interesaba "hacer una cosa panfletaria sino un cine sensorial, explorar otras formas de mirar" mucho más impactantes para el público que la crítica política directa, apostilló.

Por otro lado, "O que se move" (Lo que se mueve, en español), película que Gotardo presentó hoy, trata sobre "tres madres de diferentes familias, las pérdidas y reencuentros en el ambiente doméstico y la dimensión que ganan las relaciones afectivas cuando algo muy difícil acontece", explicó el director.

Conversando sobre política, columna que vertebra esta 25ª edición de CinéLatino, Gotardo aseguró que "Brasil está en un momento muy interesante" pero que, al mismo tiempo, "hay un clima de desilusión" hacia el PT, partido de la actual presidenta, Dilma Rouseff.

"Lula (que gobernó de 2003 a 2010) representaba un estrato social que nunca había estado en el poder, lo que tiene un peso simbólico muy fuerte, pero para estar ahí el PT ha hecho muchos acuerdos con otros partidos menos interesantes", afirmó el director en una reflexión que secundó Lordy.

Según Gotardo, en Brasil existe "una nueva clase adinerada que no sabe en qué gastar su dinero y la clase media está frustrada porque la educación no se está cuidando bien".

El cineasta concluyó que "se han ganado muchas cosas pero es un momento de pensar e inventar otras maneras de organización política".

Tanto Lordy como Gotardo coincidieron en el fuerte poder de la televisión brasileña y en su influencia en el cine nacional y aplaudieron las ayudas gubernamentales al séptimo arte, si bien "existe una diferencia entre lo que se hace y lo que se ve en Brasil debido a un gran problema de distribución".

Gotardo lamentó que en su país "no haya espacio para la película media" y destacó la importancia de ese tipo de cintas para "representar a una población a través de su imaginario, sus sensaciones y su pensamiento, cosas no tan visibles pero que son parte fundamental de la esencia de una sociedad".

El 25 festival CinéLatino de Toulouse se desarrolla del 15 al 24 de marzo con un programa centrado en la política latinoamericana con el objetivo de analizar el recorrido de América Latina desde que el certamen comenzó su andadura, en 1989.

EFE