REDACCIÓN
14 de agosto de 2014 / 06:55 p.m.

Gerardo Martino fue presentado oficialmente como el nuevo entrenador de la Selección Argentina de futbol y de inmediato mostró el sentimiento que le produce ocupar este puesto: todo un orgullo.

El ex técnico del Barcelona sustituye en el cargo a Alejandro Sabella, que llevó a la Albiceleste hasta la Gran Final de la Copa del Mundo de Brasil, en la que fueron derrotados por Alemania.

"Es un orgullo ocupar este puesto", fue la primera frase del rosarino, de 51 años y dejó en claro que "en mi selección, todos tendrán las puertas abiertas", en una clara referencia a Carlos Tevez.

Martino dijo que en su debut en el amistoso ante Alemania del 3 de septiembre convocará a los 23 futbolistas que disputaron el Mundial de Brasil y que mantendría la forma y línea de trabajo que realizó en los clubes que ha dirigido.

"A lo largo de mi carrera mis equipos no han jugado de la misma manera. Me gustó mucho lo de Newell´s, después Barcelona. Será un placer llevar adelante ese modelo en la selección", señaló.

El Tata firmó un contrato hasta el final de las eliminatorias, con renovación automática si consigue la clasificación al Mundial de Rusia 2018.En su ciclo, tendrá mucha competencia: la Copa América de Chile el año próximo, otra Copa América en Estados Unidos por el centenario de la Conmebol en 2016.

Asimismo, la posibilidad de estar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 y de que la Argentina participe de la Copa Confederaciones 2017. Todo esto además de las eliminatorias y los amistosos.