3 de marzo de 2013 / 11:29 p.m.

Guadalajara • En algunos momentos de forma más estrecha, en otros de forma mínima, pero la relación del Estado con el cine mexicano ha existido prácticamente desde la llegada de los empleados de los hermanos Lumiere a ofrecer las primeras exhibiciones en nuestro país, si bien no se había realizado reflexión alguna acerca de esa vinculación.

En ese contexto surgió el libro El Estado y la imagen en movimiento, coordinado por Cuauhtémoc Carmona, y presentado en el marco del 28 Festival Internacional de Cine de Guadalajara, en el cual 12 especialistas en el cine mexicano ofrece un panorama de lo que han sido las políticas públicas en la producción t fomento de la cultura cinematográfica en el país.

En el acto, Jorge Sánchez, director del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), reconoció que hay poco espacio para la reflexión sobre el cine mexicano en la actualidad, aun cuando se trata de un tema absolutamente imprescindible, porque a final de cuentas se trata de conocer cuáles han sido las políticas públicas implementadas en beneficio del cine mexicano.

Para Cuauhtémoc Carmona, coordinador del libro y coordinador general del IMCINE, aseguró que el cine es una herramienta fundamental para que las artes en México, principalmente el séptimo arte, logre reflejar cultura, idiosincrasia o valores, de ahí la importancia de conocer su devenir histórico, momentos en los que la relación ha sido muy lúcida y otros de conflicto y decaimiento.

“"En la actualidad, no se puede pensar al Estado sin la industria cinematográfica y no se puede pensar a la industria sin el Estado."”

En el volumen participan investigadores como Aurelio de los Reyes, David Maciel, Eduardo de la Vega Alfaro, Julia Tuñón, Rosario Vidal Bonifaz o Enrique Sánchez Ruiz.

JESÚS ALEJO SANTIAGO