4 de junio de 2013 / 02:25 p.m.

Chicago • La Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés) dio luz verde a Novartis para continuar con las pruebas de la molécula LDK378, sustancia que es capaz de detectar el ADN de un tumor pulmonar, disminuirlo y hasta erradicarlo cuando ya hizo metástasis en el sistema nervioso, informaron los investigadores Barbara Weber y Daniel Tan.

Se trata de unas de las innovaciones más importantes presentadas en la cumbre de la Sociedad Americana de Oncología Clínica de EU (ASCO, por su sigla en inglés) y que revolucionará, según los encargados del estudio, la forma de tratar, diagnosticar y erradicar el cáncer de pulmón.

No obstante, los especialistas acotaron que dicha molécula ataca los tumores malignos asociados con agentes distintos al humo del tabaco, como la predisposición genética y la exposición al humo de leña así como a elementos tóxicos vinculados con petroquímica, radiaciones y contaminantes.

Daniel Tan, director del Laboratorio de Investigación Terapéutica del Centro Nacional de Cáncer de Singapur, detalló que la molécula está diseñada para pacientes que tienen la mutación en el gen ALK (kinasa anaplásica de linfoma), que cuando se activa al interactuar con otros genes o elementos externos genera tumores malignos que se pueden expresar en el pulmón, pero también cánceres de seno, colorrectales, cerebrales, de cuello y en el sistema nervioso central.

Con la LDK378 “"se logró un antígeno específico, que no se encuentra en los tejidos sanos, lo que posibilita un tratamiento inmunológico que ataque de manera selectiva al tumor"”, explicó Weber.

INVESTIGACIÓN

Los estudios con la molécula iniciaron en febrero de 2011 con pacientes con la falla genética y, debido al éxito de las pruebas, permitió que en marzo la LDK378 fuera considerada por la FDA como una “"terapia parteaguas"” para el tratamiento de paciente con la mutación genética y diagnosticados con cáncer de pulmón.

“"Es un parteaguas que cambiará al mundo de la oncología ya que, por primera vez, se logra hasta erradicar los tumores más agresivos"”, comentó Weber, vicepresidenta de la organización Global Health of Oncology Translational Medicine.

El estudio con el compuesto LDK, detallaron los dos expertos en conferencia de prensa, demostró respuesta clínica en 78 pacientes con la mutación genética que ya tenían cáncer de pulmón, uno ya con metástasis.

“"En tres meses desapareció la enfermedad, es el tipo de cáncer resistente a todos los tratamientos, y las personas estudiadas se curaron. Hubo un caso en especial en el que el tumor del pulmón se pasó al cerebro, ya con metástasis, y en seis meses se recuperó, no hubo evidencia de que regresó el carcinoma"”, narró Weber.

En otros casos, abundó la también integrante de la American Association of Cancer Resarch, cuando el tumor dañó todos los órganos, “se logró una sobrevida de 8.6 meses, esos pacientes ya estaban condenados a morir”.

Hasta el momento, los únicos efectos adversos graves se reflejaron en 2 por ciento de los pacientes, que tuvieron vómitos, náuseas, diarrea y cierta fatiga, lo que obligó a suspender su medicación.

Los estudios de la molécula LDK378, que es un antígeno —sustancia que desencadena la formación de anticuerpos—, iniciará su última etapa de ensayos clínicos (la tercera) en este año, con el fin de conseguir su aprobación en 2014 ante la FDA en Estados Unidos e inclusive ante la Cofepris, en México.

Los estudios se han hecho en diversas naciones, incluyendo México, siendo participante activo el Instituto Nacional de Cancerología.

Sin embargo, Jaime de la Garza, oncólogo y ex director del Incan, aseguró que aunque México cuenta con los mejores especialistas, en las instituciones de salud carecen de la tecnología para detectar la mutación en el gen ALK.

INMUNOTERAPIAS, GRAN AVANCE DE LA CIENCIA

El oncólogo español José Baselga, director médico del hospital Memorial Sloan-Kettering de Nueva York, afirmó que la inmunoterapia (lucha desde nuestro organismo contra el cáncer), es el gran avance científico que va a suponer “"un cambio profundo"” en la estrategia contra los tumores.

Baselga asistió a la cumbre de la ASCO en Chicago, cita imprescindible para conocer los últimas investigaciones sobre el cáncer y que reúne a más de 30 mil especialistas de diversos países.

El especialista se mostró esperanzado ante la puerta que se abre con los estudios presentados en la cumbre que emplean inmunoterapias combinadas para combatir distintos tipos de cáncer, como el melanoma avanzado. “"Es la primera vez que tenemos la capacidad de activar el sistema inmunitario contra el cáncer"”, subrayó Baselga.

“"Era el sueño de todos, ver algún día que el sistema inmunológico del paciente reconociese al tumor como algo extraño y lo atacase"”, indicó.

Para los tumores sobre los que funciona la inmunoterapia (hay estudios que aplican esta técnica en melanoma y pulmón) es un método que “actúa mejor que la quimioterapia. Ahora, los siguientes estudios tendrán que investigar la aplicación de esa técnica en distintos tipos de cáncer) concluyó el oncólogo español.

BLANCA VALADEZ(EFE/Chicago)