23 de febrero de 2013 / 11:59 p.m.

El libro describe cronológicamente por escrito y gráficamente seis grandes monumentos mexicas que sobrevivieron a La Conquista.

 

México.- Los arqueólogos Eduardo Matos Moctezuma y Leonardo López Luján presentaron esta tarde una nueva edición de su obra "Escultura monumental mexicana", como parte de las actividades de la XXXIV Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería (FILPM).

Para verter sus opiniones en torno a esa obra fueron invitados la experta y crítica de arte moderno y contemporáneo Teresa del Conde y el crítico José Rubén Romero. Del Conde advirtió: "Lo prehispánico no es mi distintivo, pero al leer el libro, aprendí muchísimo".

Desde su perspectiva de especialista, dijo que la primera edición bien puede ser calificada de espléndida. "Esta también lo es, con la ventaja que por su presentación puede ser adquirida por un mayor número de personas, pues es más sencilla y económica", anotó.

Por su parte, Romero destacó que el libro que hoy vuelve a salir a la luz pública "es un conjunto de trabajos presentados con anterioridad por los dos autores". Esta nueva versión fue editada por el Fondo de Cultura Económica (FCE).

El libro recoge el universo de información que el lector común, estudiante, maestro o especialista en la materia, puede requerir sobre la Coatlicue, la Piedra del Sol o el Calendario Azteca, la Piedra de Tízoc, la Piedra del Antiguo Arzobispado, la Coyolxauhqui y Tlaltecuhtli.

Son obras escultóricas que sobrevivieron a los tiempos convulsos de La Conquista, todas ellas obras de maestros escultores anónimos, lo mismo que sus avanzados ayudantes. Los autores atraparon en las páginas del libro información textos de valía histórica y estética.

Plasmar gráficamente y por escrito seis de los más grandes monumentos creados por la civilización mexica, llevó a los arqueólogos Eduardo Matos Moctezuma y Leonardo López Luján a concebir y dar forma al libro "Escultura monumental mexica".

En la obra, se informó en el acto, se describen los hallazgos cronológicamente. Por lo que Matos y López se dieron a la tarea de buscar la esencia que cada uno de estos monolitos contiene, así como sus rasgos en común, su pertenencia a la producción escultórica mayor del llamado periodo imperial del pueblo mexica, halladas en el corazón de la antigua Tenochtitlan.

Más allá del análisis histórico, político y religioso que se hace en el libro, los autores presentan a las seis piezas como poseedoras de un destacado lugar en la historia del arte universal, detallando sus materiales y técnicas en que fueron realizadas cada una de ellas.

NOTIMEX