15 de enero de 2013 / 02:08 p.m.

Monterrey La comodidad y seguridad a costa del aforo. La Gran Sala del Teatro de la Ciudad presenta una renovación total en el trazado de su butaquería inferior, lo que permite una mejor estancia para sus asistentes.

Ante este cambio el aforo final varía en poco más de cien asientos, pues de los mil 417 asientos se quedaron mil 313.

Ahora los visitantes contarán con pasillos laterales más amplios, así como un andador central que divide el auditorio de lado a lado. Lo mismo sucede en los espacios de fila y fila, en donde el espectador tendrá mayores libertades.

Todo ello requirió de una inversión cercana a los 8 millones de pesos, en donde se contó con el apoyo del programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados ofrecido por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

“Buscamos que sea más cómodo para el público, el hecho de que tengamos un pasillo tanto lateral como en cruz, y en este caso otro de los apoyos estará enfocado al aspecto del audio que dentro de poco definiremos”, precisó Roberto Villarreal, director del Teatro de la Ciudad.

Carmen Junco, presidenta del Consejo para la Cultura y las Artes del Estado (Conarte), resaltó la seguridad ofrecida por el espacio para los espectadores.

“La verdad es que es un teatro seguro, nunca hemos tenido ningún incidente y no fue por recomendación de Protección Civil, o sea en realidad las adecuaciones son para comodidad del público”, indicó.

En la sección de “Segunda quincena de noviembre”, dentro de la página de Transparencia del Conarte, aparece como proveedor del servicio Mobiliario SA de CV, a quien se le dio un anticipo de 836 mil 045 pesos por la adquisición de las butacas para el Teatro.

Mejoras continuas

Las mejoras al Teatro de la Ciudad (Matamoros y Juan Zuazua, centro) han venido efectuándose en los últimos años.

Tras 28 años cumplidos, ya ha tenido varias mejoras. Una de las más recientes fue la planta de energía.

Actualmente se hace la licitación para el cambio del sonido y el próximo proyecto estará enfocado a la iluminación. En lo que respecta a la tramoya también se contempla un cambio, aunque tendría que esperar.

Los cambios también se han extendido a la Sala Experimental, enfocados a la cabina y a los paneles que ayudan a amortiguar el sonido exterior.

“El gran proyecto, que esperamos a futuro que pueda ocurrir porque es una inversión fuerte, es la cuestión del clima. Si bien se le da su mantenimiento y está funcionando, ojalá en algún momento ocurra”, expresó Villarreal.

Para cuidar la salud de los artistas el Teatro de la Ciudad también está equipado con atención debida. Ya sea con unidades de Cruz Roja o Verde en el espacio durante Funciones, la protección también se extiende durante ensayos y presentaciones.

El primer tema, el divorcio

Los sueños de Paco es la obra con la cual se estrena la nueva butaquería del Teatro de la Ciudad. Para este viernes se programó una función gratuita para el público, a las 19:00, pues el resto está enfocada a visitas escolares.

El director Alberto Ontiveros detalló el contenido del montaje, en donde Paco se las ingenia para sobrepasar el proceso de divorcio en sus padres a través de historias creadas con su imaginación.

Enfocada para niños de entre ocho y 12 años, el montaje en sí es un aprendizaje pues no sólo se abordará un tema difícil sino que se harán evidentes algunos detalles sobre cómo se hace una obra de teatro.

La obra se presenta dentro del Programa Nacional de Teatro Escolar, y está a disposición de los planteles educativos que soliciten una función al 2020-5450 y 5392. La función es gratuita y las escuelas sólo tienen que pagar su transporte.

— GUSTAVO MENDOZA LEMUS