Blanca Valadez 
23 de julio de 2013 / 07:59 p.m.

 

México • En México, la prevalencia de hipertensión arterial (HTA) en hombres es de 33.3% y en mujeres de 30.8%, lo que significa que en el país hay aproximadamente 25 millones de enfermos, informó Juan Verdejo, especialista en cardiología y director médico del Instituto Nacional de Cardiología.

Agregó que en nuestro país, el tratamiento de la hipertensión ha tenido avances significativos.

“Actualmente existen terapias combinadas que ayudan a controlar la hipertensión mediante combinaciones de mecanismos de acción como es un antagonista de los receptores de angiotensina II (olmesartán) con un bloqueador de canales de calcio de tercera generación (amlodipino) que producen una disminución de la presión arterial dosis-dependiente y de larga duración con una sola toma al día”, apuntó el también presidente de la Sociedad Mexicana de Cardiología.

De acuerdo con las Guías para el tratamiento de la hipertensión arterial de la Sociedad Europea de Hipertensión (ESH por sus siglas en inglés) y la Sociedad Europea de Cardiología (ESC por sus siglas en inglés), existen cinco grupos principales de antihipertensivos, que resultan adecuados para el inicio y mantenimiento del tratamiento: diuréticos tiazidicos, antagonistas del calcio, los inhibidores de la ECA, antagonistas del receptor de la angiotensina y bloqueadores beta.

Asimismo, estas guías favorecen el uso de combinaciones de dos fármacos antihipertensivos a dosis fijas en un solo comprimido, ya que la reducción del número de tabletas que deben tomarse todos los días mejora la adherencia, que desafortunadamente es baja en el tratamiento para la hipertensión.

"MSD y su franquicia cardiometabólica tienen un compromiso con la ciencia e innovación para el cuidado de la salud, poniendo énfasis en abordar necesidades médicas que aún no han sido cubiertas y responden a importantes áreas de la enfermedad que presentan problemas de salud pública urgentes, como es el caso de la hipertensión”.

Destacó que su compromiso para avanzar en la atención cardiovascular empezó con uno de los primeros medicamentos antihipertensivos orales en la década de los 50 y hoy en día hay un número considerable de medicamentos cardiovasculares disponibles.

“Hoy nos complacemos en poner a disposición de médicos y pacientes mexicanos esta nueva terapia combinada. MSD ofrece muchas opciones y esperanza a los pacientes”, comentó Froylán Limón, gerente médico del área Cardiometabólica de MSD en México.

Explicó que la presión arterial no es un problema exclusivo de los adultos mayores, ya que la Encuesta Nacional de Salud (ENSA 2012), reveló que el 75 por ciento de los pacientes hipertensos diagnosticados tienen menos de 54 años.

Sin embargo, es más frecuente presentarla a partir de los 50 años, donde una de cada dos personas la padece. “Las mujeres son un blanco más susceptible de padecer sus complicaciones”.

"Se trata de trastornos del corazón y en los vasos sanguíneos, entre ellas la cardiopatía coronaria (infarto del miocardio, angina de pecho), las enfermedades cerebrovasculares (apoplejía) y las vasculopatías periféricas”.

El aumento de la presión arterial, mejor conocida como hipertensión, es un factor predisponerte, importante y común a todas estas enfermedades, indicó.

La hipertensión arterial "puede tener un pronóstico peor que el de muchos tumores malignos", por ello es importante que las personas lleven un estilo de vida saludable, prevenir la obesidad, el sedentarismo y eviten fumar.

En más del 70 por ciento de los casos de hipertensión carecen de síntomas, por eso llegan en estado avanzados de deterioro.

"La enfermedad genera complicaciones graves en las arterias del corazón, angina de pecho, infarto o hemorragia cerebral o una discapacidad, infarto y daños en riñones, que a largo plazo ocasionan insuficiencias cardiaca y renal que pueden llevar a la muerte", dijo.

Finalmente indicó que la Organización Mundial de la Salud establece que la hipertensión arterial afecta a uno de cada tres adultos y que esa misma cantidad desconoce que padece dicha enfermedad catalogada silenciosa.