3 de junio de 2014 / 04:08 p.m.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, ordenó el aumentó de los salarios de la Policía Federal luego de que el sindicato que representa a los agentes amenazó con realizar una huelga durante la Copa del Mundo de fútbol, que arrancará dentro de 9 días.

El gobierno decretó un aumento promedio del 15.8 por ciento a los policías federales, que resolvieron suspender las medidas de fuerza anunciadas, mientras continúan en pie las amenazas de algunas policías provinciales de los 12 estados sedes.

"No vamos a realizar huelgas debido al acuerdo como por las decisiones del Supremo Tribunal Federal y el Supremo Tribunal de Justicia que las clasificaron ilegales", dijo Luis Antonio Boudens, de la Federación Nacional de Policías Federales.

ROBERTO FLORES