27 de junio de 2014 / 11:12 p.m.

El Presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, intervino para intentar poner fin a la amenaza de huelga de los jugadores de la selección de su país, que juega el próximo lunes, en Brasilia, contra Francia, el partido de los octavos de final del Mundial 2014.

Los jugadores reclamaban el cobro inmediato del dinero de las primas acordadas por pasar a la siguiente ronda del Mundial, de acuerdo a la página web kickoffnigeria.com.

La situación ha llegado a tal extremo que las 'súper águilas' se negaron a entrenar ayer y amenazaron con no volar a Brasilia para disputar el partido de octavos de final, que el próximo lunes disputarán Francia y Nigeria.

Para calmar los ánimos el Presidente Goodluck llamó esta mañana a a los representantes de la selección africana para asegurar personalmente a sus jugadores que el Ministro de Deportes, Tamuno Danagogo, volará en las próximas horas rumbo a Brasil con el dinero.

El año pasado ya se produjo una situación similar, cuando la selección de Nigeria llegó con retraso a Brasil para participar en la Copa Confederaciones debido también a un desacuerdo en el pago de las primas.

En aquella ocasión los jugadores estaban molestos porque la Federación de Fútbol de Nigeria sólo les quiso dar la mitad de los 5.000 dólares prometidos.

Se da la circunstancia de que, tras los casos de Camerún y Ghana, este es el tercer equipo africano que amenaza con boicotear su participación en el Mundial por desavenencias económicas.

Además, al igual que en el caso de la selección de Ghana, la solución también parece pasar por la llegada a Brasil de un avión cargado de dinero en efectivo.

AGENCIAS