31 de mayo de 2013 / 10:21 p.m.

Chicago, Illinois • La comunidad científica, representantes de los principales centros e institutos oncológicos y algunas autoridades sanitarias de diferentes partes se reúnen en Chicago, Illinois, para que los líderes de las naciones desarrolladas y en vías de desarrollo lancen, en septiembre, en la ONU, la Declaración Mundial contra el Cáncer, pues de 7 millones de personas que fallecen al año, en menos de dos décadas, se elevará a más de 20 millones por diferentes causas tumores cancerígenos, siendo los países pobres los más afectados.

El congreso anual ASCO, organizado por la Sociedad Americana de Oncología Clínica y la Unión Internacional para el Control del Cáncer, se ha impuesto como meta concretar la Declaración Mundial contra el Cáncer, una iniciativa similar a los conocidos Objetivos del Milenio que pretende que antes de 2020 disminuir la muerte por consumo de tabaco, asimismo, muerte por cáncer de pulmón, de mama, cervicouterino, de próstata y el cáncer infantil que ha crecido de manera acelerada.

Se prevé, igualmente, promover el acceso universal a programas de vacunación contra los virus de la hepatitis B y el papiloma humano para prevenir cánceres de hígado y cuello de útero o un acceso global a los tratamientos oncológicos, conforme a los datos proporcionados por los organizadores de ASCO 2013, como su presidente Sandra M. Swain, del Instituto de Cáncer en Washington.

En esta reunión anual, que se inauguró el viernes y que congrega a 23 mil especialistas, se presentarán una serie de tratamientos médicos, moléculas, estudios recientes que ayuden a la compresión genética, características de los factores que pueden contribuir a manejar, incluso controlar, el cáncer. Una enfermedad que en México causa 35 mil muertes y en menos de dos décadas podrá afectar a uno de cada tres mexicanos.

"En ASCO queremos hacer un frente contra la epidemia de cáncer que están viviendo los países en desarrollo y se está reclamado a los líderes políticos internacionales que en el próximo Encuentro de Enfermedades No Transmisibles que auspicia Naciones Unidas, y tendrá lugar el próximo mes de septiembre en Nueva York, se lance la Declaratoria para aumentar los diagnósticos tempranos, otorgar tratamientos paliativos, poner en acceso tratamientos oncológicos a la mano de las personas más vulnerables", de acuerdo a la declaratoria.

Según la Sociedad Americana de Oncología Clínica, la Unión para el Control Internacional del Cáncer y la Sociedad Americana del Cáncer, tres organismos que se han unido para potenciar la lucha global contra el cáncer, los líderes mundiales tienen la oportunidad de sumar esfuerzos contra el cáncer.

La Sociedad Americana de Oncología Clínica también anunció iniciativas solidarias como continuar con su programas de formación y actualización de profesionales de países empobrecidos en Estados Unidos, lanzar una iniciativa de voluntariado que hará llegar profesionales estadounidenses a países como Etiopía o Vietnam, además de colaborar con países como México a través de proyectos específicos diseñados para tratar a sectores vulnerables como los migrantes ilegales, principalmente, a través del Seguro Popular.

"Necesitamos que los descubrimientos médicos se conecten con la ciencia, con las políticas públicas para elevar la calidad en el tratamiento del cáncer y que los gobiernos del mundo trabajen por un proyecto global. Este congreso es la oportunidad de identificar las estrategias que se requieren para evitar que el cáncer se vuelva en una de las mayores enemigos a vencer", dijo Sandra M. Swain.

En el programa científico se presentarán diversos avances relacionados a encapsular, reducir, disminuir los tumores de cáncer de pulmón, en la forma en que ya es posible ofrecer tratamientos personalizados, sin que todos recurran a quimioterapia, y las investigaciones en torno a mutaciones, además de desarrollos farmacológicos para tratar cánceres crónicos como el de mama metastásico y leucemia mieloide, de empresas como Novartis, que duplican la supervivencia con libre progresión.

Se presentarán estudios sobre el primer inhibidor tratamiento contra el cáncer de mama avanzado, con la indicación para mujeres postmenopáusicas, con lo que se estima una sobrevida superior a los siete meses.

Se estima que en México mueren cada hora dos mujeres con cáncer de mama en etapa avanzada. "Se trata del primer y único tratamiento que incrementa la efectividad de la terapia endócrina, extendiendo de forma significativa el tiempo sin que progrese el tumor en las mujeres con cáncer de mama avanzado", expuso Jaime de la Garza, Investigador del Instituto Nacional de Cancerología (INCan).

Cada año son diagnosticadas con cáncer de mama avanzado HR+ 220 mil mujeres en el mundo, lo que lo convierte en una enfermedad cada vez más común.

Además se presentarán una nueva generación de fármacos biológicos como anticuerpos que aprovecha el sistema inmunológico para actuar y atacar las células cancerígenas.

 — BLANCA VALADEZ