27 de enero de 2015 / 04:49 a.m.

Monterrey.- El Partido Revolucionario Institucional demostró que le falta voluntad y que sigue marginando a las mujeres, a quienes les dejó, en la mayoría de los casos, distritos que tradicionalmente pierde el tricolor, sostuvo la presidenta del Instituto Estatal de las Mujeres, María Elena Chapa Hernández.

"¿Al final qué es todo esto?, es no querer perder el poder, es una lucha por el poder,  ¿y qué te dice esta lectura?, te dice que falta voluntad, te dice que seguimos marginando a las mujeres, y que seguimos sin respetar el principio de igualdad... y ya no es de cuota, es simplemente por moral política, porque las mujeres votamos en un 55 por ciento en este estado y decidimos los gobernantes", dijo.

En entrevista con el arquitecto Héctor Benavides para Telediario, la también ex senadora y ex diputada federal y local del PRI señaló que, en el caso de las diputaciones locales, se debió haber nominado a 13 mujeres en lugar de las nueve que se registraron.

Esto porque son 26 distritos locales y la mitad debe ser para hombres y la otra para mujeres, es decir, 13.

Pero no sólo nominalmente, sino que también la distribución tiene que ser equilibrada, pues en los 13 distritos con porcentaje más alto de votos para el partido en cuestión debe haber siete candidatos del mismo género y los seis restantes para el otro género.

En contraparte, en los 13 distritos con porcentaje de votación más bajo, se deben postular en siete de éstos a candidatos del mismo género y los seis restantes para el otro género.

A distritos perdedores

María Elena Chapa señaló que a la mayoría de las mujeres que se registraron como precandidatas a diputaciones locales las enviaron a los distritos más difíciles, lo cual va en contra de la paridad.

"Hago un análisis y veo que Alhina Vargas, que va por el distrito 3, sólo se ha ganado ese distrito dos veces en una elección concurrente a la gubernatura, en 2003 y 2009. Que Armida Serrato, que va por el distrito 8, el PRI sólo lo ha ganado en el 2003.

"Que Karla Garza Ramos va por el distrito 10 y el PRI no lo ha ganado en las últimas seis elecciones. Laura Rodríguez, que va por el distrito 11, tampoco lo ha ganado el PRI en las últimas seis elecciones".

Añadió que el distrito 12, por el que compiten Angélica Escobedo y Gabriela Collazo, sólo lo ha ganado el PRI en 2003; y el distrito 18, por el que va Yoana Martínez, lo ganó el tricolor hace 12 años.

Dijo que en el caso del distrito 19, por el que va Irma Adriana Garza, también se ganó en el 2003 y de ahí el PRI ya no ha vuelto a obtenerlo. Y que el distrito 25, con Blanca Armendáriz, el PRI sólo lo ha ganado en 2000 y 2009.

La excepción es el distrito 20, en el cual nunca ha perdido el PRI, y en el que va de candidata Rosalba Llanes.

"¿Qué significa esto? Que tenemos que dar los cuatro distritos que faltan: el 2, el 16, el 22 y el 26 a mujeres. Ésas se han ganado seis veces seguidas. O el 1, 23 y 24, que se han ganado cinco veces seguidas, o al 13, que se ha ganado cuatro veces.

"Porque si no, ¿qué está pasando?, les estamos dando los distritos perdedores a las mujeres", puntualizó.

Expresó que las mujeres que se han registrado están muy entusiastas y muchas de ellas han dicho: "Yo lo voy a ganar", pero no deja de ser algo "muy cuesta arriba o muy dirigido a distritos perdedores, cuando dice la ley claramente que no se les dará distritos perdedores exclusivamente a las mujeres ni a los hombres, hay que equilibrar, mitad y mitad".

Los criterios de paridad fueron avalados por el Consejo General de la Comisión Estatal Electoral durante la sesión del pasado 20 de diciembre, basados en el contenido del artículo 143 de la Ley Electoral del Estado de Nuevo León.

Este apartado señala que "los partidos políticos promoverán y garantizarán la paridad entre los géneros, en la postulación de candidatos a los cargos de elección popular para la integración del Congreso del Estado y de los Ayuntamientos, en los términos establecidos en la presente Ley".

Además advierte que "la Comisión Estatal Electoral, en el ámbito de sus competencias, tendrá facultades para rechazar el registro del número de candidaturas de un género que exceda la paridad, fijando al partido un plazo improrrogable para la sustitución de las mismas. En caso de que no sean sustituidas, no se aceptarán dichos registros".

 

FOTO: Leonel Rocha

MILENIO DIGITAL