EMILIANO BALERINI CASAL
1 de junio de 2013 / 05:42 p.m.

México • El final, de Samuel Beckett, integra, junto a El expulsado y El calmante, una trilogía de novelas cortas llamada La decrepitud, que el dramaturgo irlandés escribió en 1946. El próximo 18 de junio la compañía Por Piedad Teatro Producciones, en colaboración con The Anglo Foundation y el Instituto Nacional de Bellas Artes, estrenará la primera de las obras en el Teatro El Granero del Centro Cultural del Bosque.

En entrevista con Ana Graham, directora del monólogo, y Arturo Ríos, actor, ambos coinciden en que presentar este montaje es importante porque no se ha mostrado en México y por la actualidad con que se puede ver el texto a pesar de los años que han pasado.

Ríos explica que interpretar a un autor como Beckett, que siempre lo ha apasionado, es un gusto personal que se puede dar por la fascinación que le generan la psicología de sus personajes, los cuales hablan del sinsentido de la vida, la soledad y los débiles de un mundo sin esperanza.

"Es un autor clásico y, por lo tanto, actual como Shakespeare —Beckett podría ser su alumno—. Por eso el interior de sus personajes no es sencillo. Él no es un autor que sugiere, sino profundiza en cada uno de los temas que aborda y en la forma en cómo los trata".

Para Ríos, después de haber memorizado las 21 cuartillas del texto y de aprendérselo por completo, no ha logrado profundizar en la necesidad de Beckett por explicarse el mundo.

"Sería muy pretencioso de mi parte decir que he podido interpretar a la perfección a Beckett, pero lo que sí he podido comprender mejor es el significado del texto, las preguntas que suele hacerse, como, por ejemplo, ¿qué sentido tiene la vida? ¿Qué sentido tienen las cosas que nos pasan?", explica.

Graham destaca que El final solo se ha montado con anterioridad en Irlanda, y que planean presentar la obra en otros estados de la República.