7 de mayo de 2014 / 12:40 a.m.

Luego de sufrir en su presentación en el Masters 1000 de Madrid, el tenista español David Ferrer, quinto mejor del mundo, reconoció que en este torneo los primeros días nunca son fáciles.

"En Madrid he jugado casi siempre bien pero en los primeros días no es fácil. No es lo mismo entrenar que jugar en competencia", indicó Ferrer, quien ocupó tres sets para vencer a su primer adversario del torneo, el también español Albert Ramos.

"Ferru" no se mostró seguro con su servicio, cometió tres faltas dobles pero "(afortunadamente) pude sacar el partido adelante", para ganar por 7-6 (8/6), 5-7 y 6-3 para instalarse por quinta ocasión, en los octavos de final del Mutua Madrid Open.

"Albert (Ramos) me lo ha puesto realmente difícil hoy", aseguró. "Todos los rivales son duros", continuó el español, quien espera por el vencedor del duelo entre el estadounidense John Isner y el australiano Marinko Matosevic.

NOTIMEX