10 de noviembre de 2013 / 10:57 p.m.

Madrid.- El libro "Yo soy Malala" de la adolescente activista Malala Yousufzai fue prohibido hoy por la Asociación de Escuelas Privadas de Pakistán, por considerarlo una representación de Occidente y ser "negativo" para ese país.

"Hemos prohibido el libro de la activista Malala Yousufzai por ser una herramienta de Occidente", afirmó el presidente de la Asociación de Escuelas Privadas de Pakistán, Adeeb Javedani, que reúne a unos 40 mil establecimientos, según un reporte de la televisión Al Yazira.

Javedani dijo que tomaron esa determinación porque la joven representa a Occidente y no a Pakistán, además porque no muestra respeto al Islam y al profeta Mahoma.

La obra, co-escrita por la periodista británica Christina Lamb, son las memorias del ataque armado que sufrió la activista el año pasado por parte del Talibán paquistaní y su lucha a favor de la educación para las mujeres.

Malala atrajo la atención mundial el año pasado, cuando militantes talibanes le dispararon en la cabeza, cuando regresaba a su casa del colegio en el valle de Swat, noroeste de Pakistán, en presunta venganza a las críticas que hizo al grupo y su lucha por la educación.

Después de estar grave y ser operada varias veces, la jovencita de 15 años se recuperó y escribió un libro de memorias: "I am Malala" "Yo soy Malala", que salió a la venta el mes pasado en Reino Unido, donde vive ahora, y otros países, entre ellos Pakistán.

"A través de este libro, Malala se convirtió en una herramienta en manos de las potencias occidentales", destacó, por su parte, Kashif Mirza, presidente de la Federación de Escuelas Privadas de Pakistán.

En su opinión, la obra de Malala no muestra suficiente respeto por el Islam, ya que menciona el nombre del profeta Mahoma sin utilizar la abreviatura paz sea con él -"la paz sea con él"- como es habitual en el mundo musulmán.

Notimex