7 de septiembre de 2014 / 02:52 p.m.

Se dice que lo importante no es el destino sino lo fructífero que pueda resultar el recorrido. La meta, llegar a Rusia 2018 con una selección renovada es casi una obligación, pues el pasar de los años demanda dar oportunidad a una nueva generación y, sobre la marcha, descubrir quiénes pueden resultar benéficos para un proceso mundialista.

Al concluir la participación de México en Sudáfrica 2010, nadie o muy pocos imaginaban que Raúl Jiménez, Héctor Herrera; Diego Reyes o Alan Pulido pudieran representarnos cuatro años después, en Brasil.

En esta línea, existen jugadores que, tras realizar buenos papeles con sus respectivos clubes o selecciones inferiores, se perfilan para luchar palmo a palmo con aquellas figuras consolidadas y que, sea cual sea el técnico nacional, buscarán llenarle el ojo para ganarse un lugar en Rusia.

RODOLFO PIZARRO

Mediocampista de 20 años del Pachuca. Rodolfo ha disputado 66 partidos con los Tuzos y ha conseguido un gol; puede jugar como extremo por derecha y su desequilibrio es de notables calificaciones.

Pizarro ya debutó con el Tri en un duelo amistoso ante Corea y completó los 90 minutos del encuentro.

ERICK TORRES

'El Cubo' ha tenido que ver su suerte desde un ángulo distinto al que él quisiera. El joven delantero de 21 años emigró de Guadalajara a Chivas USA, dejando un registro de 64 partidos y 14 dianas.

En la MLS sus números no son nada despreciables, pues lleva 20 goles en 33 cotejos disputados, válidos para la distinción de "jugador latino de la jornada".

MARTÍN ZÚÑIGA

Mucho se habla de este delantero del América, se le compara con Raúl Jiménez, quien es del Atlético de Madrid.

El chiapaneco de 21 años tiene dotes ofensivos de calidad, jugó a préstamo con Chiapas 19 partidos, con dos goles.

Con las Águilas ha participado en siete partidos: cuatro en el Apertura 2012 y tres en el actual torneo (A14).

El diestro apunta a la delantera titular del América en los años venideros. Con selecciones menores lleva 13 partidos y un gol.

RAÚL GUDIÑO

Aún recordamos la actuación del arquero de 18 años en el Mundial Sub 17 del año pasado, específicamente en esa tanda de penales, donde le atajó en dos oportunidades a Brasil y, con ello, fue pieza fundamental del pase a la Final.

Fue cedido al Porto de Portugal. El portero, de casi dos metros de altura, emigró de Chivas para continuar su formación como profesional y trabajar para poder llegar a Rusia 2018.

HÉCTOR ORTIZ