22 de noviembre de 2013 / 12:40 a.m.

 

Washington.- Las normas que prohíben hacer llamadas desde teléfonos celulares durante los vuelos comerciales son "anticuadas", y es el momento de cambiarlas, dijeron el jueves reguladores federales, lo que provocó de inmediato airadas protestas de asistentes de vuelo, funcionarios de aerolíneas y otros.

Tom Wheeler, el nuevo presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (FCC por sus siglas en inglés), dijo el jueves en un comunicado que la comisión propone mayor acceso a la banda ancha móvil durante los vuelos. La propuesta será examinada en la reunión del 12 de diciembre de la comisión.

"Es el momento adecuado para revisar nuestras normas anticuadas y restrictivas", dijo Wheeler, quien agregó que las nuevas tecnologías pueden ofrecer servicios móviles en el aire de manera segura y fiable.

Las primeras reacciones fueron de escepticismo. A los asistentes de vuelo y otros les preocupa que un avión lleno de pasajeros parloteando pueda dar lugar a discusiones y socavar la seguridad.

"Los pasajeros rechazan rotundamente el uso del teléfono celular en la cabina del avión. La FCC no debe proceder con esta propuesta", dijo la Asociación de Auxiliares de Vuelo en un comunicado en respuesta a los comentarios del presidente de la FCC.

"En demasiados escenarios operacionales, los pasajeros que hacen llamadas telefónicas podrían ser mucho más que una simple molestia, creando efectos negativos sobre la seguridad aérea que son enormes y demasiado riesgosos", dijo el grupo de asistentes de vuelo.

La portavoz de American Airlines Andrea Huguely dijo que la aerolínea va a esperar para ver lo que hace la FCC. "Sin embargo, nuestro Wi-Fi en este momento no permite llamadas de voz".

"Nuestra retroalimentación de los clientes indica que las personas podrían no querer esa política, pero por supuesto los gustos y deseos cambian", dijo el portavoz de JetBlue Morgan Johnston en un correo electrónico. "Queremos dar prioridad a hacer que la cabina sea cómoda y acogedora para todos, tanto para los que quieren el servicio celular como para aquellos que desean paz y tranquilidad".

Henry H. Harteveldt, un analista de viajes de Hudson Crossing, dijo: "Están las malas ideas, y después está esto".

"A diferencia de la capacidad de utilizar sus aparatos electrónicos personales y Wi-Fi de puerta a puerta, los pasajeros no quieren esto", agregó. "El cotorreo constante de pasajeros en sus teléfonos móviles tiene el potencial de aumentar aún más la tensión entre los ya estresado pasajeros. Va a ser un catalizador para el aumento de los casos de 'rabia aérea'''.

La Administración Federal de Aviación levantó recientemente las restricciones sobre el uso de los dispositivos electrónicos más personales durante los despegues y aterrizajes, pero no las llamadas de celulares, que entran bajo la jurisdicción de la FCC.

AP