21 de febrero de 2015 / 12:24 a.m.

Monterrey.- El año pasado, los diputados se gastaron más de 800 mil pesos en la práctica del turismo legislativo, es decir, acudiendo a eventos donde no llevaban ninguna representación del Congreso.

Para evitar que esto siga pasando, en los próximos días se presentará una iniciativa de reforma de ley para obligar a los legisladores a que paguen viajes y viáticos de su bolsillo, si es que quieren seguir viajando a eventos no oficiales, señaló el diputado panista, Juan Carlos Ruiz García, quien promueve la propuesta.

"Hacemos la propuesta que todos aquellos recursos que se requieran para que un legislador acuda a un viaje derivado de su función, los pague el propio legislador".

"Con esto queremos combatir aquello que hemos llamado el turismo legislativo, que muchas veces justificado cuando son eventos institucionales y donde va un legislador", dijo, pero no cuando van varios o de plano no representan al Congreso.

Ruiz García explicó que es frecuente que los diputados reciban invitaciones para acudir a eventos en otras ciudades del país, e incluso en otros países, que generalmente son eventos protocolarios, foros, talleres, visitas guiadas o asambleas.

Pero, advirtió el legislador, se convierte en incentivos de negociación políticas porque son financiados con recursos públicos, y en ese sentido va la iniciativa, que reformaría el artículo 17 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso.

"El año pasado, entre viajes, boletos de avión, hoteles, comidas en restaurantes, se gastaron poco más de 800 mil pesos", dinero que bien podría servir para mejorar salarios de los empleados del Congreso.

La iniciativa será presentada en los próximos días, y una vez que se analice en comisiones, debe pasar al pleno, donde podrá aprobarse por una mayoría simple, de la mitad más uno, para entrar en vigor.

FOTO: Archivo

FRANCISCO ZÚÑIGA