30 de noviembre de 2013 / 04:15 p.m.

Bruselas.- La Unión Nacional de Friteros belgas (Navefri-Unafri) ha iniciado una campaña para conseguir que la Unesco conceda a las populares patatas fritas ("frites") del país la distinción de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad."El cucurucho de 'frites' es algo más que un producto, está presente en toda Bélgica y es un símbolo de nuestra cultura fronteriza entre la influencia germánica y la latina", declaró hoy a Efe el presidente de Navefri-Unafri, Bernard Lefèvre.Con ocasión de la "Semana de la Frite" que se celebra estos días en Flandes, la agrupación de comerciantes ha comenzado una campaña de recogida de adhesiones a su proyecto."En Bélgica hay tres regiones y tienen transferidas las competencias de Cultura, por lo tanto tenemos que conseguir que todas nos apoyen, ya que la UNESCO solo trabaja con naciones", afirmó Lefèvre.Según el presidente de la asociación, "hemos empezado por Flandes aprovechando ese evento culinario y ya estamos a la espera de que sus autoridades asuman el proyecto de candidatura que les hemos presentado".El respaldo flamenco facilitaría mucho la tramitación de esta iniciativa, "aunque creemos que no será muy larga gracias al éxito que hemos conseguido en esta primera convocatoria", reconoció.Según los datos de la organización, el 95 % de los belgas consume "frites" al menos una vez al año y dos tercios lo hacen de forma mensual."Es una tradición fresca y bien organizada presente de norte a sur del país", el responsable de Návefri-Unafri, fundada en 1984 para defender los intereses de los friteros belgas y agrupa a unos 5.000 socios.Bélgica cuenta ya con varios reconocimientos por parte de la UNESCO a sus bienes inmateriales, como los juegos tradicionales de Flandes, los carnavales de Binche y Aalst o la procesión de la Santa Sangre de Brujas.El Palacio de Justicia de Bruselas, el campo de batalla de Waterloo o las históricas facultades de la Universidad de Lovaina son algunos de los bienes culturales belgas que ya se han postulado formalmente para su designación como Patrimonio de la Humanidad.

EFE