20 de enero de 2013 / 08:12 p.m.

Tel Aviv  Vegetarianos inician protesta contra la crueldad animal marcando su piel con el número “269”, utilizando hierro ardiente y encadenándose como animales para recrear lo que sienten las reses durante la estancia en un rancho.

La finalidad de esto es llamar la atención de la gente y crear conciencia acerca del maltrato animal, como es el caso de las vacas que son marcadas, es por ello que el número en cuestión representa el utilizado en las etiquetas que los granjeros clavan en las orejas de las reses cuando las venden para ser usadas como cueros para fabricar ropa.

Becky Folkard, una vegetariana de 34 años de edad y gerente en una compañía de administración, tuvo la idea de esta protesta y decidió reclutar a varias personas en pro de los derechos animales a través de Facebook para después reunirse en las calles de Tel Aviv, Israel.

Semi desnudos y encadenados por el cuello fueron sujetados por otros compañeros de la causa, mientras Becky, con una máscara y delantal de matadero, calentó hierro con el número “269” con un soplete hasta llegar al rojo vivo y lo fue presionando en la piel de los voluntarios ante la mirada atónita de los transeúntes.

La protesta es legal porque los activistas (estrictamente mayores de edad) deben firmar un documento en el que indican dar consentimiento para ser marcados.

Folkard planea que el próximo 21 de marzo se realice la misma exhibición en las calles de Londres y llevar las protestas a las principales ciudades del mundo, como: Washington DC, Hamburgo, Buenos Aires, Praga, Melbourne, entre otras; por lo que se encuentra reclutando voluntarios. El grupo contará con un kit para quemaduras y personas entrenadas en primeros auxilios.

— TANIA ROJO / @TANIT89