22 de mayo de 2013 / 12:58 p.m.

Oaxaca • Cerca de 50 habitantes de San Mateo Yucutindoo protestaron frente a la sede nacional de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en la Ciudad de México, para exigir que esa instancia intervenga en la solución de un conflicto agrario que en los últimos 15 años ha ocasionado la muerte de 20 personas, en ese municipio de la Sierra Sur de Oaxaca.

Desde las 17:45, los indígenas mixtecos Ernestina Sarmiento Sarmiento y Cresenciano Sarmiento Ramírez se instalaron en cruces de unos cuatro metros de altura, frente a la fachada del edificio de la CNDH ubicado en Periférico Sur, con la intención de pasar ahí toda la noche para hacer visible la gravedad de las agresiones de sus vecinos de Santiago Amoltepec.

Gabriel González Ortiz, también integrante de la comunidad, explicó que la manifestación de hoy fue realizada por vecinos comisionados por la comunidad de San Mateo Yucutindoo, que a partir del próximo jueves comenzará a desplazarse a la Ciudad de México para exigir respuesta a sus demandas relacionadas con la pacificación de la zona.

“"¿Cuántas muertes más para que intervenga la CNDH?"”, cuestionan los manifestantes en una manta.

Explicó que los comuneros buscan la salida de los grupos armados de la zona y el pago de los daños ocasionados a cerca de 850 hectáreas de bosques y terrenos de cultivo, que fueron incendiadas recientemente por vecinos de Santiago Amoltepec.

Recordó que este sábado hubo una nueva invasión armada de habitantes de Santiago Amoltepec, quienes estaban resguardados por policías de la Secretaría de Seguridad Pública del gobierno del estado de Oaxaca.

Refirió también que apenas dos días después de haberse firmado en 2011 un acuerdo de paz entre los dos municipios con el gobierno del estado, habitantes de Santiago Amoltepec se introdujeron a Rancho Pueblo Viejo, perteneciente a San Mateo Yucutindoo, donde robaron ganado y asesinaron a Vicente Sarmiento Pérez, de 15 años de edad.

En sus incursiones más recientes, el lunes 15 de abril, unos 100 vecinos de Amoltepec entraron a rozar, talar y derribar pastizales y encinos en el paraje Espinera Colorada, mientras otro grupo aun más numeroso y armado entró al paraje Palo Gacho, cerca del poblado Benito Juárez, antes El Zapote.

Antes, el 10 de abril, vecinos de Amoltepec iniciaron tareas agrícolas en el paraje Cerro Nublina, y el 11 de abril grupos de entre 150 y 200 hombres continuaron rozando ese paraje. También el día 11, un grupo armado hizo disparos cerca del poblado Benito Juárez, a unos 200 metros de una escuela primaria.

El 11 de enero de 2013, la gente de Amoltepec realizó trabajo comunitario de roza con resguardo policiaco, lo que los de San Mateo Yucutindoo consideraron una provocación para generar más violencia en la zona.

Lo mismo sucedió el 6 de enero pasado, cuando comuneros de Santiago Amoltepec, fuertemente armados, apoyados por agentes de la policía estatal, invadieron cerca de 10 hectáreas de terrenos comunales de Yucutindoo en los parajes Portillo de Neblina y Espino.

ÓSCAR RODRÍGUEZ