20 de septiembre de 2013 / 03:13 p.m.

México  • Alvarado, Veracruz, suele caracterizarse por su “creatividad lingüística”, como lo definen ellos mismos, pero también por ser parte de una región cultural dinámica en donde las fronteras entre los estados se pierden, y que se renueva de manera constante a partir de los saberes transmitidos a las nuevas generaciones.

De acuerdo con el músico Álvaro Alcántara, secretario técnico del Programa de DesarrolloCultural del Sotavento, desde hace por lo menos cuatro décadas se han realizado esfuerzos para mantener vivas las formas tradicionales que definen a los habitantes de esa región, lo que se refleja lo mismo en la música que en sus artesanías, en sus bailes y hasta en su gastronomía, para lo cual se busca que se transmitan esos conocimientos mediante talleres que efectúan todo el año.

A pesar de las lluvias que se han presentado en gran parte del país, Alvarado se encuentra listo para recibir la quinta edición del Festival Cultural del Sotavento, a desarrollarse del 27 al 29 de septiembre, en el cual se conjugan los esfuerzos en torno a una región cultural que reúne a Veracruz, Oaxaca y Tabasco.

El programa del encuentro se conforma de conciertos, conferencias, exposición artesanal, talleresinfantiles y muestras gastronómicas, pero en especial el reconocimiento que se rendirá a quienes sonconsiderados como “tesoros humanos vivos” del Sotavento: Jesús Chúa Méndez, jaranero y versador; Higinio El Negro Tadeo Balderas, versador y bailador de 92 años de edad, y Elías Meléndez de la Cruz, jaranero de 89 años, quienes han transmitido la diversidad de la música sotaventina a las nuevas generaciones desde hace por lo menos siete décadas.

Además, se resaltó la participación de Cirilo Promotor Decena, reconocido en 2009 con el Premio Nacional de Ciencias y Artes, además de un homenaje que se le rendirá a la arpista y decimistaLa Negra Graciana, recientemente fallecida; asimismo, esta edición del encuentro estará dedicada a la cocina tradicional de la región del Sotavento.

Para Alejandra Frausto, directora general de Culturas Populares del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (DGCP-Conaculta), entidad que coordina los esfuerzos de las diferentes instancias de gobierno, resulta fundamental que “los tesoros vivos tengan esos espacios de reconocimiento por parte de la comunidad”.

“El trabajo que se hace desde el Conaculta es reconocer a las regiones culturales. Hay regiones en donde los estados no conocen las fronteras: hay mucha más identidad entre un calentano de Michoacán y uno de Guerrero; las regiones se distinguen culturalmente por lo que tienen en su tierra, el clima, la vegetación, lo que conforma la identidad, que se enriquece con las influencias migratorias.”

 — JESÚS ALEJO SANTIAGO