27 de febrero de 2014 / 11:15 p.m.

Zlatan Ibrahimovic, delantero del  Paris Saint Germain, es un jugador al cual le gusta cuidar su figura a niveles extremos y el equipo no puede recurrir a pagarle una dieta especial a dicho jugador.

El delantero pide a diario una cantidad exorbitante de alimentos frescos para aprovechar al máximo las vitaminas que estos aportan.

El cuadro francés comentó que cada jugador cuenta con un presupuesto que data de 15 dólares diarios.

Como solución, Ibra junto a jugadores como Maxwell y Thiago Motta han contratado un chef privado que les garantice la dieta deseada.

REDACCIÓN