6 de julio de 2013 / 03:54 p.m.

Ciudad del Vaticano • El Vaticano presentó ayer Lumen fidei, la primera carta encíclica de Francisco, cuyo nombre en español es Luz de la fe y que salió a menos de cuatro meses de la elección de Jorge Mario Bergoglio como pontífice.

El texto de 94 páginas, dividido en cuatro capítulos y 59 puntos, lleva fecha del 29 de junio, en la festividad de los santos Pedro y Pablo.

La introducción, escrita totalmente por Francisco, aclaró: "Estas consideraciones sobre la fe pretenden agregarse a lo que Benedicto XVI ha escrito en sus cartas encíclicas sobre la caridad y sobre la esperanza".

"Él había completado casi el primer boceto de la encíclica. Le agradezco profundamente y, en la fraternidad de Cristo, asumo su precioso trabajo, agregando al texto algunas contribuciones adicionales", agregó.

Ésta es la razón por la cual ya se conoce al documento como "la encíclica a cuatro manos" y también el motivo de la "velocidad récord” con la cual la carta fue divulgada.

Según Francisco, cuando se habla de luz de la fe surgen objeciones porque en la época moderna se ha pensado que esa luz podía bastar para las sociedades antiguas, pero no servía para los nuevos tiempos.

Estableció que en el proceso la fe fue asociada a la oscuridad y que adquiría su espacio ahí donde la razón no podía iluminar, donde el hombre no podía tener más certezas.

"La fe ha sido entendida entonces como un salto en el vacío, que cumplimos por falta de luz, empujados por un sentimiento ciego, o como una luz subjetiva, capaz quizás de calentar el corazón, de llevar un consuelo privado", dijo.

"Pero poco a poco se ha visto que la luz de la razón autónoma no logra iluminar suficiente el futuro, que se queda en la oscuridad y deja al hombre en el miedo a lo desconocido", añadió.

El Papa estableció que desconfiando de la fe el hombre ha renunciado a la búsqueda de una luz grande, de una verdad grande, para contentarse con las pequeñas luces que iluminan los breves instantes.

El resto de los capítulos se intitulan: "Hemos creído en el amor", "Si no creéis, no comprenderéis", "Les transmito lo que he recibido" y "Dios prepara para ellos una ciudad".

NOTIMEX