15 de enero de 2013 / 01:37 a.m.

El surgimiento de nuevos formatos de lectura obedece no sólo al avance tecnológico, también a la renovación de las reglas del mercado y a las preferencias de los lectores.

 México • De acuerdo con el artículo publicado por el escritor Jorge Alberto Gudiño, la aparición de nuevos soportes digitales así como empresas extranjeras especializadas en ellos, representan un desafío para la industria editorial mexicana.

La Revista de la Universidad de México (UNAM) publicó en su número 107, correspondiente al mes de enero, el artículo denominado "Hacia un nuevo paradigma digital", a cargo de Gudiño, el cual presenta un análisis de la industria nacional en relación a las editoriales extranjeras.

En México, las reglas del mercado han permeado en los intereses de las editoriales, las cuales ya no muestran tanto interés en el lector como en los números. Esto, según Gudiño, ha convertido a las editoriales en monstruos que únicamente se preocupan por los indicadores económicos y no por la calidad de los textos que publican.

"Hasta hace poco, quienes se dedicaban a editar libros seguían procesos aprendidos hacía mucho tiempo. Casi todas las obras pasaban por un primer filtro, se dictaminaban y, si corrían con suerte, llegaban a convertirse en libros respaldados por determinado sello. Aunque la idea de negocio existía, no era lo más importante", menciona en el texto.

Actualmente, la situación de las pequeñas editoriales independientes que se han mantenido, no es diferente a la de los monopolios, ya que de acuerdo con el artículo, las obras con ediciones de calidad generan la codicia entre las editoriales más grandes, las cuales finalmente terminan por absorberlas.

Los nuevos soportes digitales y especialmente las nuevas publicaciones digitales se han adentrado en México, y aunque aún no se cuenta con la infraestructura necesaria para realizar la conversión y desplazar al soporte tradicional, hay argumentos favorables que podrían cambiar la situación.

Ante este panorama, el beneficio pasaría a los escritores, que según la publicación, reciben cerca del 10 por ciento de la venta de sus libros, pero podría mejorarse con la inclusión de publicaciones digitales, las cuales podrían ofrecer hasta un cincuenta por ciento para los autores.

Con la inclusión de los soportes digitales en México, "casi cualquiera podrá publicar lo que se le ocurra y esperar a que se venda en la red. Será más útil un mercadólogo que un editor", asegura Jorge Alberto Gudiño.

NOTIMEX