22 de abril de 2014 / 09:34 p.m.

De regreso al trabajo con miras a su última aduana del campeonato, el Puebla de La Franja confía en cerrar con una victoria el Clausura 2014, conscientes de que el equipo a lo largo del certamen quedó mucho a deber, y de ahí que su compromiso está en obtener los tres puntos en contra de Monarcas, así lo destacó el central Camotero, Jesús Chávez.

"Gracias a Dios seguimos en Primera, ser conscientes de que no podemos llegar a la Jornada 14 esperando resultados de otros equipos, o que se nos den combinaciones para estar más tranquilos, la verdad que fueron semanas muy intensas, fueron semanas muy complicadas para nosotros, para las familias, para la prensa, porque todos dependemos de esto, pero gracias a Dios seguimos aquí, salir a ganar los tres puntos que quedan el domingo también".

Reconoció que en el cierre también está en juego el futuro de muchos de los integrantes del plantel, pues varios concluyen su relación laboral con la institución y por ello es importante entregar mejores cuentas para hacer del cierre algo digno, aunque sí, alejado de la realidad que en determinado momento se pensó.

"Más allá, la mayoría nos jugamos contratos, nos jugamos, el 'profe' y el cuerpo técnico con nosotros el hecho, más que nada, el prestigio, el quedar bien, no limpiamos el mal torneo, ni nos queremos justificar con eso, somos conscientes del mal paso que tuvimos, pero sí dejar a lo mejor otra imagen, a los directivos, a la prensa, a la afición, que tengamos ese poquito de orgullo y salir a ganar para todo lo que nos estamos jugando, la mayoría terminamos contrato, no sabemos qué es lo que va a pasar, yo creo que eso tiene que ser una motivación extra para todos y cada uno de nosotros".

Reiteró que para ellos una victoria al concluir la temporada no borrará en nada lo sucedido a lo largo de toro el certamen, sin embargo ponderó las tres unidades que aún están en juego, ya que ello podría representar la permanencia de la franquicia para el próximo año cuando de nueva cuenta inicie la lucha dentro de la quema porcentual.

"Eso no quiere decir tampoco que a lo mejor se limpia el mal torneo que tuvimos, pero pensando a futuro sabemos que eran importantes esos tres puntos, el equipo jugó bien, el hecho de no jugar ya con esa presión nos hizo realizar, a lo mejor, el futbol que quisimos realizar durante todo el torneo, lo hicimos contra Pachuca, ya al final, tomando la importancia de los puntos para el siguiente año".

Por último, destacó que en lo personal no está nada contento con el resultado colectivo e individual, pues sabe que por momentos estuvo muy por debajo de las expectativas que él mismo generó con mejores actuaciones en torneos anteriores, por lo que ahora está sujeto a la decisión que tome la directiva con relación a su futuro inmediato.

EDGAR GONZÁLEZ