29 de octubre de 2014 / 05:33 a.m.

Al igual que en la ronda anterior, en una dramática serie de tiros penales, el Puebla de La Franja consiguió su boleto a la final de la Copa MX en su edición Apertura 2014, al vencer a los Lobos de la BUAP por marcador de 5-4, luego de empatar en el tiempo reglamentario 1 por 1 en aduana que tuvo lugar la noche de martes en la cancha del estadio Cuauhtémoc que lució una entrada mayor al medio aforo.

Tanda en la que a diferencia de lo sucedido frente al Atlas, los blanquiazules concretaron los cinco disparos que ejecutaron desde el manchón penal, envueltos en la polémica, luego de que el árbitro central, César Ramos Palazuelos, decidió repetir la tercera ejecución, luego de que el arquero Lobezno, Jair Urbina, detuvo el riflazo.

Por los de La Franja anotaron John Fredy Pajoy, Mario de Luna, Francisco Torres, Luis Loroña y Cuauhtémoc Blanco, mientras que por Lobos consiguieron su objetivo Omar Tejeda, Jorge Ibarra, Diego Jiménez y Ever Guzmán, ya que en el tiro definitivo, Michel Vázquez entregó el balón al guardavallas, Alfredo Frausto, que junto con “El Cuau” llega a su segunda final de la categoría, misma que ganaron cuando ambos defendieron la camiseta de los Dorados de Sinaloa.

En lo que fue el encuentro, el cuadro universitario lució mejor en la primera mitad con arribos de manera constante sobre la cabaña local, que padeció los embates del goleador Licántropo, Diego Jiménez, así como de Ernesto Álvarez y el capitán Omar Tejeda, que así, puso en aviso de lo que habría de conseguir.

Y es que al llegar el 30 de acción, un cobro en tiro de esquina por el sector de la derecha, cortesía de Ramón Eduardo David Mendieta, culminó con el testarazo martillado de parte de Tejeda, que así la mandó a las redes para festejar el 0-1 que enloqueció al graderío norte, copado por completo por aficionados universitarios.

Cifra que estuvo cerca de incrementarse, cuando al 39, mediante un contragolpe, “El Exorcista” Diego Jiménez sirvió al arribo de Álvarez, que careció de prontitud y efectividad, entregando el esférico al enemigo, con lo que el marcador se fue sin movimiento hasta la parte complementaria.

Ya en la segunda mitad, Puebla salió con una mejor actitud que se vio reflejada en el terreno de juego, siendo el colombiano, John Fredy Pajoy, el hombre que dio salida y profundidad a los Camoteros, que luego de padecer una mano clara en el área por parte de Lobos en la figura de Alberto Lucio que no se marcó, consiguió el tanto del empate.

Anotación que habría de llegar al 75 en el cronómetro oficial, que surge en un cobro de tiro libre por la pradera izquierda, desde donde Pajoy mandó el centro para el remate certero de Luis Loroña, que de cabeza, pagó con la misma moneda, decretando así el 1 a 1 que obligó a la definición de tiros penales que favoreció al Puebla, que ahora espera al vencedor del duelo entre Tigres y Santos. 

Violencia contra porra de la BUAP

Previo al compromiso, seguidores de La Franja apedrearon los camiones que transportaban a los aficionados de la BUAP, quienes sacaron la peor parte luego de que uno de sus integrantes fue lesionado y enviado de manera directa al hospital ante la displicencia de las autoridades que resguardaron la seguridad por parte del estadio Cuauhtémoc.

EDGAR GONZÁLEZ