9 de marzo de 2013 / 01:24 a.m.

Los habitantes de Calzada de Calatrava premiaron con un aplauso cerrado y unánime al final de la proyección de la última película del director manchego.

 Calzada de Calatrava, España • Los habitantes del pueblo natal del director de cine Pedro Almodóvar participaron en el estreno simultáneo de su última película, "Los amantes pasajeros", que tuvo lugar hoy en España.

Un aplauso cerrado y unánime fue el veredicto incondicional que, al final de la proyección, sus paisanos de Calzada de Calatrava dieron a la última producción del director manchego gracias a que la productora El Deseo hizo posible que se pudiera ver aquí con los principales cines españoles.

El estreno de la película de Almodóvar en su pueblo, un municipio de apenas cinco mil habitantes en la provincia de Ciudad Real, centro, fue tan ceremonioso y espectacular como corresponde a un gran día de cine.

Los paisanos de Almodóvar ocuparon la sala del Centro Cultural "Rafael Serrano" hasta rebosar y no faltó ni su tía Cecilia Almodóvar, quien a sus 77 años y tras mostrarse emocionada dijo que le gustaría que la película de su sobrino acabe el próximo año entre las nominadas a las premios Óscar. "Sería el reconocimiento a un nuevo éxito", sentenció.

Los espectadores que adquirieron sus entradas se encontraron con todo un espectáculo: ellos convertidos en "pasajeros", y toda una tripulación de actores que les hizo sentirse como en un aeropuerto y abordo de una gran aeronave, como la de la película.

El cine del pueblo de Almodóvar contó también con una gran "alfombra roja" por la que desfilaron los espectadores como principales protagonistas de la noche y el "photocall" original de la cinta.

Pero la gran sorpresa de la noche llegó antes del inicio de la película, cuando el propio Pedro Almódovar, a través de un vídeo grabado, mandó un saludo muy especial a todos sus paisanos a los que dijo: "sabéis que os llevo en el corazón". El director manchego se mostró orgulloso de poder compartir el estreno de una película que nació también "muy cerquita de la calle donde yo nací".

Almodóvar aprovechó su mensaje para desear que la película divierta a todo el mundo y para ensalzar el trabajo de sus actores, de los que, aseguró, "han hecho mucho más de lo que se les ha pedido".

EFE